Como comprar una vivienda

Ya sea por necesidad de independencia o por el sólo hecho de realizar una inversión, la compra de una vivienda es una importante decisión, que no debe dejarse librada al azar.

En este artículo, descubrirás los puntos a tener en cuenta a la hora de comprar una vivienda.

El costo

El primer punto a tener en cuenta antes de realizar esta importante inversión, es el factor monetario. Quizás no se disponga de todo el dinero en efectivo, pero existen opciones y facilidades de pago que permiten acceder de una forma flexible, a la compra de una casa.

Evaluar los descuentos por pago en efectivo y  las posibles financiaciones o hipotecas existentes, provenientes tanto de bancos como de agencias inmobiliarias es lo primero que debemos hacer, para tener una idea aproximada de la oferta del mercado.

En cuanto a la forma de financiación, existen múltiples posibilidades, pero el factor más importante a tener en cuenta, es la tasa de interés anual con la que cuenta cada plan, para poder calcular el costo mensual.

Cuando sepamos el valor de las viviendas del mercado, podremos saber cual se ajusta mejor a nuestro presupuesto.

Además, debemos tener en cuenta la cantidad de cuotas y por consecuente, la cantidad de años que nos llevará pagar una hipoteca o financiación y pensar en nuestro estado laboral y el de los próximos años, para evitar endeudamientos.

La elección

La zona en donde se desea comprar el inmueble reducirá el rango de posibilidades y nos permitirá ir en busca de lo que exactamente estamos necesitando. Para ello, debemos pensar en los servicios que nos gustaría que posea la vivienda, la cercanía que debería tener con los sitios que frecuentamos y definir entre zonas pobladas o zonas de descanso, regiones con presencia de personal de seguridad, etc.

La cantidad de habitaciones y comodidades que busquemos en una vivienda, reducirán aún más el rango de nuestra búsqueda. Esto nos hará pensar en la utilización y cantidad de personas que vivirán en nuestra casa. No será lo mismo la búsqueda de una vivienda que luego se rentará en alquiler, que la búsqueda de una casa para recién casados que piensan en formar una familia numerosa.

Una vez que tengamos definidos los puntos anteriores, nuestra búsqueda será específica, por lo tanto, tendremos no solo que ver los planos y fotografías de viviendas disponibles, sino que visitar personalmente cada opción, para evitar engaños.

Pero antes de efectuar la compra, tendremos que:

  • Averiguar el tipo de construcción, antigüedad (si se trata de una vivienda usada), el vecindario, estacionamiento, etc.
  • Verificar las terminaciones de los suelos, paredes y techos de las viviendas.
  • Comprobar el estado de las instalaciones.
  • Chequear los servicios que dispone cada opción. Alumbrado público, agua potable, energía eléctrica, etc.
  • Observar el estado de las puertas y ventanas y la humedad de las paredes.
  • Controlar el registro de propiedad, y que en caso de ser usada, no presente deudas.

Luego de seguir estos pasos, seguramente ya habremos encontrado la vivienda ideal. No debemos olvidarnos de leer cada parte del contrato de propiedad antes de firmarlo y de efectuar compras a empresas o particulares confiables.

Advertisement