El Pago de las Facturas y Tus Finanzas Personales

Cuidado con los Pequeños Gastos

Cuando se trata de manejar nuestras finanzas personales no podemos dejar de lado el pago de las facturas. Si, esos gastos que son prácticamente esenciales para el hombre moderno, la factura de la luz, el agua, el teléfono, el gas… y quien sabe que otros gastos tengas por ahi sueltos que estén poniendo en peligro tu libertad financiera.

Al tratar de llevar un balance de tus gastos, debes tener un buen seguimiento de tus facturas, pues muchas veces por un ligero descuido o derroche estamos pagando mucho más de lo que realmente deberíamos, esto sin contar con los pequeños abusos de las empresas proveedoras de servicios. En algunas ocasiones terminamos pagando facturas por costos que ni siquiera consumimos, son esos dichosos disparates que las empresas a veces cometen de manera o abusiva o descuidada.

Pues bien, podrías dejar pasar esos detalles ¿insignificantes? y pagar como buen ciudadano todas tus facturas sin el menor reparo. Pero como decía Benjamin Franklin “cuida de los pequeños gastos, un pequeño agujero hunde un barco,” así que como una manera de mantener el control sobre tu dinero, debes estar más atento a esos pequeños costos, que a veces dejan de ser pequeños hasta que la factura se hace muy notable, a eso súmale cada una de tus facturas. No te das cuenta hasta que tienes un montón de cuentas por pagar y al final del mes es más el dinero que debes que el que tienes para ti.

Como primer paso empieza a revisar cada uno de tus gastos y examina esas facturas, que puede ser una tarea un poco molesta, pero podrías ahorrarte unos cuantos dólares, no solo porque a veces te cobran cosas que no contrataste, algunas veces ¿por error? pero en muchos casos te están cobrando de más. No se si te haya pasado alguna vez que revisas tu factura de energía y no la entiendes, muchas personas no saben lo que les están cobrando, y a esto le agregamos los cobros extraños que no tenemos ni la menor idea de qué se trata pero están allí, y por no entenderlos asumimos que es parte del servicio, así que como buenos “Flanders” terminamos pagando toda la factura. Otros ni siquiera miran la factura, solo se fijan en el precio sin reparar en nada, simplemente hay que pagarla. Pero para aquellos que se han tomado la tarea de revisar la factura se dan cuenta que ni siquiera con el más extenso análisis logran entender qué es lo que les están cobrando, si se han equivocado o si te están cobrando de más. Casi que te toca buscar los poderes del más allá para poder descifrarla.

Pero bueno, ya el primer paso es estar dispuesto a tomar el control de tus gastos y tus facturas, si sabes y entiendes lo que te están cobrando puedes saber lo que estás pagando, cuánto deberías pagar y más importante cuanto podrías ahorrar. No permitas que te conviertas en un esclavo de los gastos, que tu estilo de vida no te esclavice sino busca siempre ganar tu libertad financiera. Los gastos son parte de nuestro estilo de vida, pero debemos tener el control sobre ellos y no ellos de nosotros. Consulta con tu empresa proveedora de servicios, la mayoría de ellas tienen información acerca de las partes de tu factura. Pero lo más importante es que entiendas qué es lo que estás pagando para que puedas tener un control sobre tus gastos, y así sobre tu dinero.

Image courtesy of FreeDigitalPhotos.net


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement