Importancia del Coach de negocios

A pesar de que creamos saberlo todo y pensemos que no necesitemos ayuda en nuestras labores de trabajo y crecimiento financiero, nunca debes sobre estimar los consejos que te puedan dar desde afuera un profesional como lo es el coach.

La metodología de coaching ha venido cada vez ganando más adeptos en el mundo empresarial y personal. Su razón es muy sencilla, fruto de las experiencia exitosas en el campo deportivo y del fitness o acondicionamiento físico, sumado al hecho de que cada vez se hace más difícil dar recetas genéricas, imponiéndose la tendencia de encontrar soluciones de mejoramiento hechos a la medida de cada paciente.

El crecimiento financiero no solo se relaciona con el uso adecuado del dinero, o con el mayor grado de inteligencia financiera, o con el mayor capital disponible para invertir, o con las oportunidades disponibles en el mercado de valores. Porque el crecimiento financiero también se relaciona con los hábitos personales y profesionales acuñados durante años, el entorno en que se desenvuelve la persona, y su propia personalidad, que le determina un determinado perfil financiero, más o menos conservador, más o menos arriesgado, más o menos disciplinado.

De acuerdo con estas características e influencias de personalidad y hábitos de ejecución particulares a cada persona, el uso y apoyo del coach, se convierte en fundamental. Nada mejor que contar con la visión crítica e imparcial de un profesional coach, para hacerte ganar conciencia sobre tus fortalezas y debilidades, aspectos a mantener y a mejorar, técnicas para que afloren los mejores desempeños, y acopio de experiencias exitosas que te puedan calzar a la medida.

La importancia del coach en los negocios radica en que el día a día, muchas veces impide observar nuestro desempeño, detenernos a reflexionar y proponer acciones de mejoramiento. Otras veces nos encerramos en nuestro propio trabajo, dificultando encontrar el engranaje con las otras áreas organizacionales. Existen muchos factores internos a nosotros mismos, que delimitan o potencian nuestro desempeño, y que un coach puede identificar rápidamente para corregir nuestro rumbo.

La importancia del coach en las finanzas personales radica en que el día a día, no nos deja percibir si estamos gastando en forma desmesurada, si nos falta sustento metodológico y de planificación para que llevemos la prosperidad a buen puerto, si el excesivo proteccionismo del dinero nos impide hacerlo crecer, si necesitamos de un apoyo confiable para aventurarnos a nuevos sectores de inversión, es decir, contar con alguien externo que entienda nuestras necesidades y padecimientos, oportunidades y deseos, para lograr mejores resultados financieros.

Advertisement