La hora de organizarse llegó…

Cuando las finanzas personales se mezclan con la empresa

Si eres un emprendedor y tu negocio ha llegado a un punto en el que ya se convierte un dolor de cabeza mezclar tus finanzas personales con los gastos del negocio, entonces deberías leer esto, porque tu negocio ya tiene vida propia.

Cuando uno empieza una idea de negocios lo más probable es que no cuente con los recursos suficientes para montar toda una infraestructura organizacional como para que la empresa funcione por sí sola. En esta etapa, somos como se dice aquí en Colombia, Soila: soy la que trabaja, soy la que vende, soy la que atiende los clientes, soy esto y aquello… Pero el negocio va creciendo y se va haciendo necesario un poco de orden y empezar a delegar, en el caso de los que hemos empezado un negocio online al principio como que no nos preocupamos mucho por el asunto de formalizar el negocio, registrarse ante la entidad correspondiente, pagar impuestos como empresa, y todo lo que conlleva llevar un negocio establecido, de hecho cuando empezamos lo hacemos como profesionales autónomos o trabajadores independientes, prestadores de servicio, el concepto cambia de país a país pero el principio es el mismo. En esta etapa todo tu dinero está enredado, lo que ganas lo gastas, compras, pagas aquí, que te fuiste a comer con tu familia, que querías un Ipad… no llevas registro de nada (hablo de los que somos un poco más despreocupados) a mi en lo personal detesto guardar papelitos y recibos. Así que solo me concentro en que mis ingresos sigan creciendo y no me pongo a pensar en qué me gasté, a quién le pagué, cuanto recibí, esto me parece aburrido.

Tu negocio está en un punto en el que no puedes seguirlo manejando como tu dinero personal, ya se convierte en una persona con vida propia, de hecho legalmente cuando registras una empresa se convierte en un ente jurídico independiente, lo que se conoce como persona jurídica. Es hora de dejar ir al niño, ya creció y tienes que darle espacio. Ya no puedes manejar ese negocio como si fuera tu cartera personal, ya no puedes tocar dinero así nada más sin tener en cuenta los gastos pendientes, esos que hacen que el negocio funcione, tipo gastos operativos. Guarda los papelitos, si eres como yo lo más probable es que los botes, sino entonces felicitaciones eres una persona muy organizada ;), pero ahora me toca guardar cada papelito, cada transacción, sea de compra, sea de ingreso, cada factura… ay Dios que pereza, pero me toca, ya mi negocio me lo exige.

Claro está, a la hora de manejar una empresa legalmente establecida en tu país hay muchos requisitos legales, tributarios, fiscales que hay que tener en cuenta, la verdad un poco saturador todo esto, son muchos conceptos y leyes, si intentas hacerlo solo, que de hecho se puede, será muy cansón, adicional terminas pagando más impuestos de los que deberías por simple e inocente ignorancia. Yo me decidí a buscar ayuda, tuve que contratar servicios de asesoría contable en mi ciudad, la verdad estoy muy contento con ellos. Siento que era lo que estaba buscando, y me están ayudando a acomodar mi pequeño desorden :P.

Ya se que ahora tengo que guardar cada detalle, incluso cada suspiro lo tengo que registrar, todo tiene que ajustarse, seguro los contadores entenderán más esto. Pero esta no es mi profesión y aunque entiendo los principios, nunca los apliqué 😀 pero ahora si estoy más juicioso, ahora se que cada vez que le envíe un pago a alguien tengo que guardar un documento que lo justifique y si recibo un pago por venta sea producto o servicio tengo que llevar una facturación organizada. Todo esto evitará problemas futuros, adicional tienes muy claro como va el negocio, cuanto vendió, cuanto gastó y cuanto ganó. También te evitarás problemas fiscales.


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement