Mejora el desempeño empresarial

Existen algunas recomendaciones que han sido muy útiles para las más grandes y mejores empresas multinacionales, y que pueden ser útiles para tu negocio actual o en el futuro. Decisiones estratégicas que deben tomar todos los días para enfocarse en el corazón de su servicio y no distraerse en temas secundarios.

Lo primero es identificar el negocio fundamental de la empresa, y si se trata de un conglomerado se deberá ser más preciso, porque no es normal que funcionen bien empresas con portafolios muy dispersos. Por ello, es conveniente identificar los negocios que encajan dentro del grupo y aquellos que le pueden perjudicar. Como dice el dicho zapatero a tus zapatos, para referirse que es muy importante dedicarse y enfocarse a la actividad central del negocio.

La segunda recomendación es medir el desempeño de las personas y de los procesos, responsabilizar en forma concreta para que no se diluyan los resultados y los logros, las oportunidades de mejora y el desempeño. Se deben fijar metas y objetivos que reten pero que permitan ser alcanzados, y que los gerentes o directores de cada proceso entiendan que son los directamente responsables de su logro. Lo que no se mide no se puede mejorar, y si no existe responsable mucho menos se lograrán los objetivos.

Siguiendo la recomendación de que el que no invierte un huevo no obtiene un pollo, las empresas deben invertir su capital en aquellos negocios y actividades que le son más rentables. Para ello, se hace necesario identificar y tener claro, cuales son las actividades rentables y cuales lo son más. Una vez se sea conciente de los negocios importantes, a cuidarlas y mantenerles. La mejor forma de hacerlo, es confiando en ellas, e invirtiendo el dinero necesario para que sigan creciendo.

Los procesos no se manejan ni administran solos, por ello se deben dejar en buenas manos y en los mejores. El talento se debe seleccionar cuidadosamente y colocar en los procesos claves, aquellos que le dan más rendimiento al negocio. Los mejores profesionales deben encargarse de liderar aquellos procesos críticos y fundamentales para la empresa. Esto garantizará que los logros finales sean los mejores.

La concentración y foco son indispensables para que el desempeño se alcance. Cuando se le pone interés, dedicación, asignación de recursos, y responsabilidad del mejor talento, las energías y esfuerzos se canalizarán en la mejor forma. Capturar la energía y focalizarlas en lo importante del negocio, y hacer que todas las áreas funcionales apoyen y trabajen hacia el mismo lado, permitirán que el desempeño empresarial mejore y siga creciendo.

Fuente de inspiración: Ron Ashkenas – la República

Advertisement