Un Par de Leyes Básicas para Ahorrar Dinero

Creo que muchos de nosotros nos encontramos en la situación de pensar cómo hacemos para llegar a fin de mes. Yo personalmente he intentado diferentes estrategias, diferentes métodos de esos que dicen darte dinero fácil. Un tiempo atrás decidí intentar inversiones en el mercado de divisas, usando las plataformas más conocidas, leyendo muchísimo, estudiando los mercados, haciendo mis análisis técnicos y fundamentales al pie de la letra, tal y como aparecen en los libros, al fin de un tiempo me salí con un saldo negativo y la seguridad de ese es un negocio para unos pocos entendidos o para gente que dispone de un capital mucho mayor que el mío y puede jugar con los riesgos del mercado con mucha más soltura que yo.

En general es así, y después uno se pone a buscar en google mil maneras para ahorrar dinero, después de haberse gastado la mitad del sueldo en apuestas en internet o en un móvil de 500 euros.

Hay maneras de ahorrar dinero, están a nuestro alcance pero primero debemos considerar los “sacrificios” necesarios y repensar si estamos dispuestos a hacerlos, preguntarnos si nuestro objetivo vale la pena.

No voy a darte una lista de mandamientos de lo que debes o no debes hacer con tu dinero. Sin embargo hay cuestiones básicas, leyes elementales, la más importante es siempre: No gastes más de lo que ganas. Si tienes un sueldo de 1000 no te gastes 1500.

Algo que a mí personalmente me ha ayudado mucho en su momento fue establecer un presupuesto semanal, esta es una de las mejores decisiones que he tomado para mantener el dinero tranquilo en mi bolsillo. Si aprendes a controlar tu presupuesto personal te vas a dar cuenta en muy poco tiempo de todos los gastos innecesarios que tienes durante la semana, y eso no significa privarse de nada, te lo puedo asegurar, muchas veces simplemente no nos damos cuenta de donde se va el dinero y allí reside nuestro principal enemigo.

Para terminar, no gastes más de lo que ahorras, no gastes dinero en ideas para volverte millonario de la noche a la mañana, eso le vale a unos pocos, el camino a la prosperidad económica del resto de los mortales es duro y está lleno de contratiempos pero es posible, ponte un presupuesto semanal y ajústate a él, en un mes podrás ver la diferencia en tu bolsillo te lo aseguro.

Saludos,

Autor: Tino Molinari


Este post ha sido una contribución enviada por un autor invitado. Si deseas enviar tu artículo como invitado puedes hacerlo en el siguiente formulario: Enviar Artículo

Advertisement