Cambia tu actitud hacia el dinero

Estamos condicionados por la sociedad, la familia, los amigos, los profesores, los jefes, y todo aquel que ejerza influencia porque le consideremos una autoridad sobre nuestras vidas. Nos atan las creencias, lo que recibimos como tradición, la forma de pensar, y en el caso del dinero, las buenas o malas percepciones que se tengan sobre él.

Es increíble la influencia cultural que se tenga sobre el dinero, y la forma como nos acondiciona pudiendo llegarnos a limitar, afectarnos negativamente, y alejarnos de la prosperidad. Por ejemplo, si el ambiente en donde hemos nacido está rodeado de emprendimientos y la búsqueda de hacer negocios, entonces florecerá de manera natural nuestro instinto para hacer negocios y ganar dinero. Pero si por el contrario, nuestro entorno nos ha inculcado que el dinero es mal habido, que es pecaminoso y que hay que tenerle miedo, podríamos de manera inconciente alejarnos de la prosperidad material.

Nosotros no decidimos el ambiente en que nacemos y las influencias que recibimos, pero si podemos ganar conciencia de las buenas y malas creencias recibidas sobre el dinero, para poder revertirlas, en nuestra mente y sentimiento, lo cual llevaría a que el entorno material se mejore a nuestro alrededor.

Nuestras limitaciones e incapacidades no son verdaderas sino mentales, generadas por el ambiente en que nos hemos creado, las creencias e historias que nos han contado. Algunas de ellas son las siguientes, para que identifiques cuales te benefician y cuales no:

  • El dinero es el camino al infierno
  • Se requiere de dinero para obtener dinero
  • Tienes que trabar duro para progresar y salir adelante
  • Es mejor que lo logres antes de los 30
  • La gente querida y buena termina de última
  • No soy próspero
  • La vida es dura
  • La vida es una lotería
  • Las relaciones son fáciles y divertidas
  • No tengo escogencia
  • Siempre tengo una oportunidad
  • El mundo es un lugar bello, en donde puedo experimentar lo que desee

¿Qué siente cuando lee los anteriores enunciados? Recuerda que no existen verdades  absolutas. Sus reacciones primarias sobre los anteriores aspectos mencionados, te indican la forma como te enfrentas a la vida, y consigues la prosperidad. Todo sentimiento es producido por una creencia previa, así que si deseas cambiar el sentimiento, deberás primero cambiar tus creencias al respecto. No eres lo que piensas que eres, pero si experimentas la vida de acuerdo con lo que piensas.

Fuente inspiración: Cambia tus creencias y cuentos – por Steve Dahl

Advertisement