El dinero es un resultado del servicio a los demás

El dinero es un resultado y no un fin, de servir a las personas, de ofrecer soluciones reales a sus necesidades, de actuar con valores y principios, de hacer un trabajo disciplinado y bien hecho, de persistir y mejorar continuamente, de escuchar la voz del cliente, de ser honesto y justo, y cientos de cosas más. Pero dentro de todas ellas queremos destacar la importancia de servir a los demás.

Está comprobado que para hacer dinero no es requisito previo, la mayor inteligencia, ni la mayor viveza, ni los mejores conocimientos, ni la edad, ni si se es hombre o mujer, ni la experiencia, ni la ubicación geográfica. Porque en todos los campos y para todo tipo de personas está disponible el dinero y la obtención de resultados exitosos. Entonces ¿Cuál es la clave?

El principio del éxito financiero se fundamenta en, la conciencia de la prosperidad, y una vez logrado, te surgirá en forma natural el deseo y acciones para servir a los demás. Porque el dinero es la recompensa que recibes por la prestación de un servicio, y el mayor servicio te traerá más dinero y prosperidad, en forma de espiral y ascendente.

Cuando te des cuenta que la prosperidad y el dinero van emparejados, y que obedecen a un estado mental y no material, y que el dinero es una idea y no un papel físico, entonces habrás tomado tu rumbo correcto hacia el bienestar y el éxito.

Dice el dicho que la quiebra es un estado momentáneo y que la pobreza es un estado mental que puede hacernos permanecer en ese estado en forma indefinida, para resaltar que lo importante no es lograr las posesiones físicas, momentáneas y efímeras, que se pueden ganar y perder, ingresar y gastar, sino un estado mental sincronizado con la prosperidad, que sirva de fuente infinita para lograr lo que te propongas a través del servicio a los demás.

La razón de la importancia del servicio, se origina en una ley universal denominada como causa y efecto, la cual nos dice que todo resultado tiene una razón de ser y origen provocado por nosotros. Si siembras egoísmo, eso mismo recibirás; y si por el contrario siembras generosidad, la abundancia conspirará a tu favor. Tu vida no es el resultado del azar y de la mal fortuna, sino de lo que has sembrado, de la forma que piensas, sientes y actúas.

Por ello, si deseas recibir más dinero en tu vida, deberás ofrecer y prestar un servicio con mayor valor y aprecio por los clientes. Es un axioma sencillo pero profundo, simple pero descuidado por la mayoría.

El dinero es el resultado del servicio prestado, y por ello el servicio debe convertirse en nuestro propósito y fin, en lugar de darle esta posición y lugar al mismo dinero, ya que nos desviaremos del propósito y resultado.


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement