El Tamaño de Tu Servicio Determina el Tamaño de Tus Ingresos

Hoy en día todo el mundo anda preocupado por el dinero. Existen individuos prometiendo los negocios perfectos, mostrando los mejores ejemplos de éxitos, y sin embargo no todos triunfan en tan dichoso perfecto negocio.

Lo que se debe tener en cuenta es que el éxito no depende de agentes externos, no depende de tu educación, ni cuántos títulos tengas, ni cuán inteligente seas, no importa si provienes de una familia poderosa o de una saga de millonarios. No tienes que venir de otro planeta, ni pertenecer a una raza superior, para poder tener éxito en la vida.

El Éxito obedece a principios, el Universo está regido por principios. Los individuos que han obtenido éxito han aplicado estos principios, ya sea conscientemente o inconstienemente, pero sin estos principios no es posible el éxito.

En este artículo quiero compartir uno de esos principios, y que considero puede ser la base para emprender cualquier proyecto de negocios.

Ese principio del que hablo es “El Servicio a la Vida”. Cuando alguien emprende un negocio con el único propósito de hacer dinero, entonces ese negocio no tiene fundamento ni propósito, por ello no logrará expandirse ni prosperar. Podrá obtener cierta cantidad de logro, pero será limitada, y generalmente requerirá de un montón de esfuerzo.

Verás, si cuando creas un negocio pensando en qué tipo de servicio vas a proporcionar, a qué individuos vas a beneficiar, qué necesidad vas a suplir, y si lo haces con un deseo sincero. Esto se manifestará no solo en las ideas que te lleguen para cumplir ese propósito, sino también en tu comportamiento para con tus clientes o socios. Y además de eso será una fuerza que se sentirá por parte de aquellos que se beneficien de ese servicio.

Todos hemos visto esto cuando estamos tratando con un vendedor. Podemos percibir cuándo el vendedor nos está ofreciendo un producto que realmente nos vaya a beneficiar, y cuándo está haciendo uso de sus estrategias de persuasión.

Cuando un negocio o producto, cumple con un propósito que satisfaga las necesidades de un grupo de usuarios, algunas veces ni siquiera necesita de medios publicitarios. Conozco varias multinacionales que no son conocidas por la mayoría de la gente, pero que tienen un nivel alto de ingresos. Esto se debe en parte, en que tienen un grupo de clientes satisfechos. Además también he notado que estas compañias terminan por convertirse en las mejores. Ofrecen servicios de gran calidad, y aún así pasan desapercibidas por la mayoría de la gente.

En cambio hemos visto una cantidad de negocios y/o productos que son promocionados como la última coca cola del desierto, y que al usarlos solo producen decepciones. Esto es manipulación emocional, sistemas psicológicos de ventas, que algunos mal utilizan. El concepto de las ventas debe orientarse al servicio que se le va a proporcionar al usuario final.

Si el lector aún no conoce el libro “El Vendedor más Grande del Mundo”, es un libro que recomiendo mucho, ya que su sistema de ventas se basa en principios éticos, el autor logra armonizar el Amor, la Compasión, creando un arte singular de venta.

No trates de lograr tus objetivos a costa de otros. Cuando intentas hacer dinero a costa de otros, sin tener en cuenta sus verdaderas necesidades, entonces estas creando un ingreso vacío. Un ingreso que no se hace permanente, porque no tiene fundamento ni fuerza que lo sostenga.

En cambio, si creas un sistema de ingresos basado en el servicio, pensando en las necesidades de los demás. Te darás cuenta que no necesitarás de estrategias avanzadas de marketing para lograr éxito en tus negocios. Incluso muchos negocios exitosos han logrado llegar lejos debido a que satisfacen en gran medida una necesidad.

Estoy seguro que este pequeño cambio de perspectiva en tus negocios hará que logres llevar tu negocio a el próximo nivel. Si cada vez que veas a un cliente piensas en cuál es la misión y el propósito de tu negocio, si tienes claro en tu mente por qué estás haciendo ese negocio, entonces esto te dará seguridad, y esa seguridad se la transmitirás a tus futuros clientes. Así que no tendrás que hacer un gran esfuerzo por convencerlo ni mucho menos recurrir a estrategias de persuasión.

Así entonces, si lo que quieres es que tu negocio crezca, entonces piensa en las necesidades de tus clientes, piensa en el servicio que vas a proporcionar y siempre tendrás ideas para implementar, porque siempre podrás mejorar ese servicio. Con la misma vara que mides serás medido, la medida de tu Servicio determinará la medida de tus Ingresos.


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement