La Inteligencia no basta

Parece increíble que estudios recientes hayan demostrado que los mismos test de inteligencia pueden verse influidos en sus resultados por la motivación presente de quien lo realiza. Dicho de otra manera, si está más motivado, al momento de realizar el test de inteligencia, podrás obtener mejores resultados que si te encuentras deprimido y si esperanza.

Una vez más se demuestra con experimentos tangibles, que las emociones tienen una gran influencia en tu desempeño, hasta el punto de que se vean mejores resultados en pruebas para medir la inteligencia racional. Si así funciona para las pruebas y exámenes, ¿te imaginas el efecto en cualquier otra actividad cotidiana, y en tu mismo trabajo?

Este experimento refuerza la presunción que se tenía sobre las actividades que realizas con pasión y entusiasmo, en donde mejoras susceptiblemente los resultados, hasta el punto de que si deseas rendir más y ser más eficaz en tus propósitos, debes ponerle atención a tus emociones, porque si son positivas y motivadores, con seguridad tendrás mucho ganado en la obtención de mejores desempeños.

Si una prueba de inteligencia, que se supone debe medir esencialmente tus capacidades mentales racionales, se pueden ver influenciadas por tu estado de ánimo, con seguridad podrás deducir la influencia que puede tener el mismo estado de ánimo en tu trabajo, relaciones, actividades y aficiones. Un deportista de alto rendimiento que se encuentre seguro y alegre antes de la competencia, con seguridad logrará mejorar su tiempo en la competencia, que si se encuentra triste y con miedo.

La inteligencia no basta para que seas mejor y alcances éxito en tu vida. Si le adicionas condimento de motivación, mucha dosis de optimismo, alegría y fe, con seguridad lograrás todo lo que te propongas.

De acuerdo con esta receta anterior, podrás deducir fácilmente, cuales emociones te producen bienestar en tu vida, cuales puedes usar para que tu rendimiento mejore, cuales debes cultivar, y cuales debes mantener cerca de ti, en especial cuando requieres realizar un esfuerzo extra para sobresalir.

Fuente de inspiración: Miguel Artime Ciencia curiosa Yahoo noticias

Advertisement