Ley de la Atracción — Cuando no sé lo que quiero

Consigue lo que deseas con la Ley de la Atracción

¿Y si no se qué desear?

Este es el mayor de los problemas con la Ley de la Atracción, muchas personas dicen “no me funciona”, “he hecho las afirmaciones, mi tablero de visión, mi película mental, etc”, pero el mayor problema es que no tienen claro lo que quieren. Al no haber una imagen clara, un objetivo claro de lo que se desea entonces no habrá la fuerza suficiente para atraerlo.

Recuerdo en la película Todopoderoso con Jim Carrey y Morgan Freeman, en la cuál el protagonista se le concede el poder de ser Dios por un tiempo, cuando empieza a recibir las solicitudes de todos los que oran en el mundo, algunos pedían ganarse la lotería otros esto y aquello… queda tan agobiado por tantas peticiones que decide decirle SÍ a todo, al día siguiente se encuentra el mundo sumergido en un caos, y cuando se encuentra de nuevo con Dios, le dice “pero qué paso, solo les dí lo que querían” a lo cual Dios, interpretado por Morgan Freeman, dice “¿y desde cuando el hombre sabe lo que quiere?”.

Aquí volvemos al punto, cuando algunas personas conocen la Ley de la Atracción empiezan a pedir de todo, escriben listas enormes de lo que quieren, hacen mapas mentales, mapas del tesoro, tablero de los sueños, se vuelven coleccionistas de piedras de la gratitud, todo lo que han leído en los libros, seminarios, audios y conferencias. Pero se olvidan del detalle más importante:

¿Qué es lo que realmente quiero?

Si no existe una idea clara de lo que se quiere, un deseo intenso, no se puede materializar, no puedes salir a caminar si no tienes la voluntad para hacerlo, y no tendrás la voluntad si no tienes el deseo de hacerlo. La motivación depende del deseo y la acción depende de la motivación.

Entonces, veamos, colocas en tu lista de deseos un deseo o idea vaga, “quiero un auto”, que bien todos lo queremos, pero hay una diferencia entre aquél que construye casas en el aire y aquel que las trae a la tierra, La Determinación, ¿qué es la determinación? nada más y nada menos que la firme voluntad de hacer, de obtener algo.

Para que haya manifestación de un deseo o idea, primero tiene que haber voluntad, y para que haya voluntad debe haber motivación, en resumen, “sin motivación no hay acción.”

La motivación es la energía que cargas con el deseo envolviendo la idea, recuerda que es la emoción quien impulsa la materialización de un deseo. Por ello los deseos vagos no funcionan, no lograrás atraer esa casa, ese auto, ese dinero, si primero no lo impulsas con energía emocional, emoción es energía en movimiento EMotion (Energy in Motion).

Si realmente deseas atraer algo a tu vida, primero debes tener claro qué es lo que realmente quieres, así luego cargarlo con la energía emocional necesaria para empujarlo al plano físico. Una vez tengas claro lo que quieres, entonces ahora es el turno de usar las herramientas, que estoy seguro esta vez te funcionarán: Visualización, Tablero de Visión, Película Mental, Afirmaciones, etc. Porque esta vez estarás llevando esa energía hacia un propósito claro y definido.


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement