Liderazgo motivacional: Consejos para emprendedores

No todo emprendedor es necesariamente un buen líder, un emprendedor desmotivado, irresponsable, desorganizado o poco interesado en quienes trabajan para él definitivamente no es un buen líder. A demás de ser un buen líder es necesario tener una aptitud adicional que ayude a al emprendedor a trasmitir a quienes se encuentran a su lado, el entusiasmo y la disposición a la práctica empresarial adecuada para sacar lograr todos los objetivos de la empresa.

Estamos hablando del liderazgo motivacional un tema de profundo interés para los expertos en superación personal, puesto que gracias al ejercicio de un excelente liderazgo motivacional se pueden lograr grandes cosas tanto para nuestros proyectos empresariales como para tu superación personal.

Un proceso de liderazgo sin motivación seguramente no dará los resultados empresariales esperados, la motivación es el elemento principal que define tu propio desempeño en tu carrera profesional, si no cuentas con la suficiente motivación para emprender tus proyectos empresariales, lo mejor es dejar de lado tu carrera como líder, al menos hasta que estés preparado, ahora el secreto está en generar un liderazgo motivacional, es decir, hacer que quienes te rodean se sientan tan motivados como tu a continuar con tu proyecto.

Mecanismos del liderazgo motivacional.

Existen tres maneras de trasmitir de manera efectiva, nuestra motivación a aquellos que nos acompañan en nuestro proyecto empresarial.

  • Brindar información.

El suministro adecuado y oportuno de información es fundamental para que quienes trabajan con nosotros se sientan cada vez más involucrados en el proceso y sientan que forman parte activa dentro del proyecto empresarial.

  • Las explicaciones adecuadas.

Muchos líderes consideran que tan sólo basta con impartir una orden o una instrucción, sin embargo brindar las explicaciones correspondientes en las cuales se expongan las razones, las causas y las probables consecuencias de la realización de la acción es fundamental para que quienes nos apoyan sepan exactamente por qué están haciendo lo que hacen y así también se sentirán mucho más involucrados en el proceso.

  • Compartir apreciaciones y experiencias.

El silencio es el peor enemigo de todas las relaciones humanos y por supuesto no es la excepción en el liderazgo motivacional, expresar clara, oportuna y asertivamente las diferentes apreciaciones que tienes respecto a tus colaboradores y el desempeño que cada uno de ellos tienen en sus funciones es una grata experiencia que nutre positivamente los procesos de retroalimentación.

Por otra parte, compartir experiencias es la mejor manera de ejemplificar las diversas situaciones que o queremos evitar, o queremos procurar, generando un mayor proceso de integración en la mente del individuo, facilitando de esta manera la comprensión de las instrucciones que se están impartiendo.

Compartir experiencias te ayudará a crear vínculos mucho más fuertes y mucho más adheridos a la naturaleza humana que cualquier otro tipo de comunicación. Y es que estarás de acuerdo con nosotros cuando te decimos, las relaciones que se crean desde la inteligencia dejan muy pobres frutos en la vida del hombre, las relaciones que vinculan la experiencia de los sentimientos dejan grandes huellas no sólo en los hombres sino en la historia del hombre, si haces un recuento a través de esta, te darás cuenta que los líderes más trascendentes en la historia de la humanidad siempre generaron vínculos desde su corazón, con todos aquellos que le seguían.


Este post ha sido una contribución enviada por un autor invitado. Si deseas enviar tu artículo como invitado puedes hacerlo en el siguiente formulario: Enviar Artículo

Advertisement