Los secretos de “El Secreto”

¿Que es la ley de atracción y como funciona?

Seguramente, muchos de nosotros hemos sido atrapados tanto por el best seller, como por la película “El Secreto”.

Pero, ¿Cuál es el secreto?

El secreto es La ley de atracción.

Esta ley, se basa en la idea de que nuestros pensamientos influyen sobre nuestras vidas. Es decir, que si nuestros pensamientos no están alineados a lo que deseamos o queremos ser, causarán una vida totalmente contraria a la que soñamos. Esto puede observarse en cualquier situación. Si por ejemplo, hemos tenido algún problema laboral y decidimos acudir a una fiesta, acarreando este problema, seguramente, lo pasaremos muy mal. Es la actitud diaria lo que posibilitará cambiar nuestro estado anímico, para poder lograr lo que siempre hemos deseado.

Según los expertos, la ley de atracción responde a las vibraciones que emitimos. Estas vibraciones se emiten constantemente, cada vez que sentimos y pensamos. Cuando pensamos, generamos un sentimiento, ya sea positivo o negativo. Comprobémoslo. Recordemos una situación que realmente nos haya llenado de felicidad en la vida. ¡Que bien que se siente, recordar algún suceso satisfactorio! Lo mismo sucede si el recuerdo tiene alto contenido negativo. Nos sentiremos mal.

Se trata de cómo crear nuestra vida, en base a como nos sentimos y de como vemos las cosas, nuestra manera de pensar la vida.

La idea que presenta básicamente El secreto, es la de emitir vibraciones positivas, para que podamos atraer a nuestra vida todo lo bueno que deseemos. Porque somos lo que pensamos.

Nos enseña a pedirle al “universo”. El universo en este libro es la representación del ser supremo al que cada persona idolatre. Podemos pedirle al Universo, a Dios, a Buda, a Alá, o a cualquier dios de cualquier creencia. La clave no está en a quien pedir, sino en como pedir.

Según El secreto, la creación es totalmente deliberada. Podremos crear todo lo que siempre hemos deseado, si nos alineamos con el universo. Una casa, un automóvil, la pareja soñada, mucho dinero, todo lo que queramos.

Como pedir

Como mencionamos anteriormente, no importa que es lo que deseamos, si utilizamos la forma correcta de pedir, llegará. Si bien, hablamos de pedir, es simplemente para llamarlo de alguna forma, pero la manera de hacer que las cosas buenas lleguen a nuestra vida, es situándonos en la sintonía en la que estaríamos, si ya hubiésemos obtenido nuestro deseo. Cuando oramos, generalmente pedimos de la siguiente manera: “Quiero ser feliz”, “Quiero un buen salario”, “Quiero encontrar una pareja”. El secreto explica que esta forma de pedir no es correcta, ya que estamos deseándolo a futuro, por lo tanto, nunca llegará. Precisamente es el presente, y lo que sintamos en este presente, lo que va a llevarnos a nuestra meta.

Entonces, ¿Cuál es la forma correcta de pedir?

Imaginarnos que ya estamos viviendo lo que queríamos vivir, que ya tenemos lo que queríamos tener y sentirlo con el cuerpo y el alma. Esta es la manera de vibrar nuestros deseos, o de “pedir”, si queremos llamarlo de esta forma. No debemos bajar los brazos, sabemos que lo que deseamos es nuestro, y estamos felices por haberlo logrado. Del cuando y del como, se encargará el universo. El universo tiene caminos inimaginables. Si nos detenemos a pensar en como se concretará nuestro deseo, es probable que nunca lleguemos a el. Nuestro trabajo, es sentirnos felices por estar obteniéndolo en este preciso momento. La paciencia es fundamental. Imaginar cada día lo mismo y sentirlo como si ya fuese parte de nuestra vida, nos llevará a la meta. De esto estamos hablando, cuando nos referimos a alinear los pensamientos con los deseos. De sentirlo ya mismo. Por fin, conseguimos lo que deseábamos. Estamos muy felices por haberlo logrado.

El segundo paso para aplicar la ley de atracción a nuestro favor, es saber recibir. Todas las personas somos merecedoras de abundancia y prosperidad. Si lo imaginamos, lo sentimos, pero no creemos merecer nuestro deseo, el universo entenderá que no estamos preparados para recibirlo y nuestro deseo se echará a perder. Como dijimos anteriormente, el universo tiene caminos inimaginables, por lo tanto, es probable que se produzcan cambios inesperados en nuestra vida. Esto es muy positivo, porque nos demostrará que las cosas se están moviendo. Recordemos que debemos estar abiertos a los cambios y por supuesto, a recibir nuestro deseo.

Son sólo dos pasos los que debemos practicar, empezando con objetivos muy simples, para comprobar la magia de la ley de atracción:

1-     Sentir que el deseo se está cumpliendo en este momento.

2-     Estar abiertos a recibirlo.

No debemos olvidarnos de agradecer, desde que surge el deseo, porque ya es nuestro. El agradecimiento es fundamental para vibrar virtualmente lo que en poco tiempo se materializará.

Así funciona la ley de atracción. Todo es posible, sólo es cuestión de paciencia y práctica. Empezando por deseos pequeños crearemos de forma consciente, todo aquello que siempre quisimos lograr en la vida.

Advertisement