Luchando por un Sueño

Tal vez seas una de esas personas que solo se la pasan soñando y nunca consiguen nada en la Vida. Ese tipo de personas que solo ven la vida pasar sin nunca lograr nada, porque o no se atrevieron o no perseveraron para conseguir sus metas.

Es muy triste ver cuantas personas ven pasar la Vida por sus narices y nunca se esfuerzan para conseguir lo que quieren, solo esperan que eso que tanto desean les llegue por casualidad, suerte o alguna buena pasada que le juegue el destino, pero la verdad es cada hombre elige su propio destino. Cada hombre es fruto de sus pensamientos, palabras y acciones. Yo diría que el 10% de los resultados en la Vida de un hombre depende de las circunstancias y el otro 90% depende de sus decisiones.

¿Por qué entonces hay personas que obtienen éxito y otras no? Hemos visto personas elevarse de la pobreza a la Riqueza, en cambio vemos otras que siguen estancados en la misma situación. Ambos tipos de personalidades se encontraban rodeados de las mismas circunstancias, pero solo una de ellas decidió cambiarlas. Entonces, ¿cuál persona prefiere ser usted?

La Vida nos ofrece retos, eso es lo que la Vida quiere, que los enfrentemos, aprendamos de ellos, cuando superamos cada prueba es un triunfo sobre una parcela de la Vida que nos llevará a acercarnos cada vez más a la automaestría. Es cuando llegamos al punto de dominar todas las circunstancias que nos rodean y nos convertimos en dueños y señores de nuestros destinos.

Todos nacemos dentro de circunstancias diferentes, eso es debido a las decisiones que tomamos en el pasado, pero no estamos condenados a vivir para siempre en ellas. Podemos elevarnos por encima de ellas, siempre y cuando no repitamos las cosas que nos trajeros a dichas circunstancias. Como lo dijo Jesús cuando curó al ciego “Vete y no peques más”, personalmente no me gusta la palabra pecado, así que yo le llamo más bien errores. Hemos cometido muchos errores y esos errores nos han arrastrado a las condiciones que ahora vivimos.

Afortunadamente, los errores se pueden corregir, podemos enmendarlos y evitar sus repercusiones. No solo eso, también podemos empezar a trabajar para construir nuestros sueños. Hemos pasado tal vez mucho tiempo hibernando sin llegar a algún lado. Estudiando para tener un buen trabajo, formando un negocio para subsistir. Pero, ¿realmente nos hemos comprometido con nuestros sueños? ¿Hemos intentado trabajar por ellos? Soñar no cuesta nada, como dice el viejo refrán, lo que si cuesta es hacer que esos sueños se hagan realidad. Pues hay una diferencia de actividad entre pensar en una idea y traer esa idea a la realidad visible y tangible.

Te pregunto, estás lo suficientemente comprometido con tu Vida para luchar por tus sueños, o prefieres que se vayan a la bodega de los sueños donde muchos los tienen guardados. Si existiera un almacén dedicado a guardar todos los anhelos de cada individuo, estoy seguro que estarían llenos de fantasias no realizadas. Pero yo por mi parte no dejaré que mis sueños se vayan por la alcantarilla, desde que llegué a este tipo de conocimientos, me di cuenta que es posible lograr todo lo que desee. Pero hay que estar consciente de ello. Una de las razones por la cual muchas personas no se atreven a trabajar por sus sueños, es porque creen que no pueden hacerlo, solo se convierten en fantasias, nada prácticas.

“La imaginación es más importante que el conocimiento”, es una frase de Albert Einstein, y me parece muy apropiada para hablar sobre este temas de los sueños. Pues, todas las grandes ideas e inventos de los que hoy disfrutamos, nacieron de la imaginación, es la manera en que empezamos a crear nuestros sueños, todo parte de una idea, al principio puede parecer loca, o infantil para el intelecto, pero es allí donde hay que ser cuidadoso, porque en ese espíritu infantil es donde nacen las grandes ideas e inspiraciones. Ahora, lo que se necesita es creer lo suficiente en ese sueño para que se comprometa a hacerlo realidad. Oh, que agradable sería que uno termine sus días en este mundo y al dar una revisión se de cuenta de que valió la pena vivir, porque sus sueños, sus aspiraciones y anhelos más profundos se realizaron.

Muchas personas pasan su vida sin darse cuenta de ello, sus sentidos están tan embotados con los placeres y deleites del mundo que no perciben la otra cara de la moneda. Algunos se dan cuenta de esto demasiado tarde, terminan sus días hablando de lo mucho que gozaron cuando eran jóvenes, pero en realidad ya no les queda nada, porque todos los placeres son efímeros. Si quieres tener un gozo duradero, descubrirás que solo cuando haces algo constructivo por la Vida, es que puedes realmente sentir felicidad. Ya sea que hayas formado una familia, que hayas hecho un descubrimiento que beneficie a la humanidad, que ayudes a los pobres, etc. Hay muchas cosas que se quedan grabadas para siempre en tu conciencia, pero si comparas algunas de estos bellos ideales con cualquier otra experiencia temporal, comprenderás la diferencia entre ambas.

Los sueños nos dan una razón de vivir, sino fuera por un sueño o una expectativa, sería difícil vivir con alguna esperanza. Solo seríamos personas que viven por vivir sin ningún norte. “Sin Visión los pueblos perecen”, no se puede vivir sin alguna aspiración, no se puede llegar hacia donde no se apunta.

Todos tenemos sueños y aspiraciones, pero muchos aplazan esos sueños, o los van dejando de lado por otras cosas, pero ese sueño siempre queda presente en la conciencia, como una especie de expectativa o posibilidad. Algunos se deciden a alcanzar sus metas, mientras otros se les pasa la Vida y nunca los alcanzan. Se la pasaron tanto tiempo aplazando sus metas que nunca intentaron alcanzarla. Otros simplemente lo intentaron pero al encontrarse con algunos obstáculos deciden renunciar a ellos.

Pero, de lo que si estoy seguro es que “Los Sueños se pueden hacer realidad”, solo reflexiona un poco sobre ello y mira que razones te han impedido o te impiden alcanzarlos. Estoy seguro que puedes encontrar un plan para empezar a construir esos sueños. Y no puedo describirte la sensación que llega cuando esos ideales que siempre has tenido en mente se empiecen a hacer realidad. Cuando ves que el obstáculo más grande a la hora de conseguir lo que quieres es tú mismo. “La mayor victoria que se puede tener es vencerse a sí mismo”, pueda que sea familiar esta frase, pero en realidad encierra un profundo significado. La mayor parte de nuestros obstáculos son creados por nosotros mismos.

¿Estás dispuesto a luchar por tus sueños? ó solo quieres esforzarte a duras penas por las migajas de la Vida. No se usted pero yo si quiero luchar por mis sueños. Me he encontrado con obstáculos, pero el único camino que no tiene obstáculos es el que no lleva a ninguna parte. Hagámoslo más Bíblico: “Entrad por la puerta estrecha: porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva á perdición, y muchos son los que entran por ella” en otras palabras, si quieres un camino fácil, tal vez te encuentres con la sorpresa de no llegar a ningún lado. Si más bien entras por la puerta estrecha, te puedes encontrar con un gran tesoro.

Las únicas personas que no fracasan son las que nunca intentan nada. Ademas recuerda, por cada posibilidad de fracaso existe una de tener éxito. ¡Adelante y a trabajar por tus sueños!


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement