¿Cómo se superan las crisis económicas en las empresas?

La crisis económica es una situación que está fuera del control de las empresas. Según Gananci, teniendo en cuenta su magnitud, la crisis económica puede ser suficiente para dejar a las empresas en bancarrota ya que en una situación de este tipo, los consumidores simplemente dejan de comprar porque tienen menos dinero o son afectados por el desempleo.

Los “más viejos del lugar” saben mucho sobre las crisis. En décadas pasadas las empresas estaban preparadas para afrontar periódicamente coyunturas a la baja. Pero estos “expertos” están en su mayoría jubilados.

Tras las últimas décadas, las economías han estabilizado mejor su crecimiento ahuyentando eficazmente las tensiones inflacionistas (pese a alzas de materias primas, petróleo, entre otros), las empresas, los empresarios, los profesionales de los negocios están mucho menos acostumbrados a gestionar las crisis. Pero ¿cómo gestionar una crisis?

Sí, toda cambia a peor. Los proveedores recelan. Las ventas a clientes se hacen más difíciles. Los bancos restringen la llave del crédito. Los ingresos se reducen, quizás haya problemas de tesorería y otros muchos más dolores de cabeza…

Fondo ante crisis económica

Una primera medida para afrontar una crisis económica es contar con un fondo de reserva que pueda ser utilizado para pagar las obligaciones (salarios, tributos, servicios públicos, entre otros.) en una situación de menores ventas. Este dinero puede estar ahorrado en una entidad financiera o invertido en instrumentos seguros como fondos mutuos de bajo riesgo.

Medición

¿Sabes de dónde provienen tus oportunidades de negocio? Es posible que quieras vender más y que estés invirtiendo tu dinero en actividades o estrategias que no te generan un retorno sobre la inversión, entonces al revisar y analizar cuál es la fuente de tus prospectos, puedes usar tus presupuestos con mayor inteligencia para obtener mayor efectividad.

Análisis

No te dejes engañar por tus asesores con frases como ‘el mercado está duro’, ‘el dólar nos afecta’, o ‘no hay demanda para este producto’. Siempre habrá demanda y el dinero está ahí, solo se debe recoger de forma eficiente. Siempre habrá excusas que tus asesores te darán, pero tú no puedes asegurar que por ese motivo es que no se están generando las ventas.

Estrategias de promoción

En épocas de crisis, lo que debes lograr es aumentar las ventas o la misma producción. Para ello, comienza a implementar diferentes mecanismos y estrategias que te ayuden a conseguir más clientes. Inténtalo en las redes sociales, pensando en que no tienen ningún costo. Lanza diversas promociones que atraigan a los consumidores, piensa bien en sus necesidades y cúbrelas de alguna manera. Te mostramos algunas algunas estrategias de venta en Gananci.

Ensaye innovaciones de bajo coste

Si siempre es buen momento para incrementar la productividad y competitividad de tus productos, hazlo ahora con mucho mayor énfasis. Tus clientes también viven la crisis, ayúdales. Intenta bajar los precios disminuyendo costes, establece fórmulas que permitan la adquisición con garantías de pagos aplazados (minimizando riesgo), fomenta las virtudes de tu producto o servicio en el propio entorno de crisis. Concentra tus mejores talentos en la competitividad del producto y el ahorro de costes.

Interacción

Mantente en contacto con tus clientes antiguos. Muchas veces se pierde contacto con ellos porque ya no se les está suministrando un servicio, pero es posible que ellos tengan la necesidad de un asesor de confianza para realizar nuevas compras. Entonces, ejecuta estrategias como la implementación de boletines de noticias, llamadas, mensajes de texto o mensajes por redes sociales para que tú permanezcas en contacto con ellos, manteniendo una relación personalizada.

Crea alianzas

Busca la posibilidad de aliarte con otra empresa del mismo giro o bien alguno similar. De esta manera, podrán compartir gastos y en determinado momento, ambas aumentar sus ganancias y poco a poco salir de la crisis en la que te encuentras. La búsqueda de un socio puede ser otra opción que te ayudará a salir de algunos problemas económicos dentro de tu empresa.

La esperanza a la que hemos hecho referencia radica en que la competitividad de las empresas y, por tanto, su supervivencia, depende de que éstas actúen, de que planifiquen y desarrollen estrategias exitosas que les permita “descubrir” y desarrollar las pretendidas ventajas competitivas. La “pelota está en tu tejado”, no en manos del destino.

Advertisement