¿Cómo ser una persona libre de deudas?

Cada paso financiero que damos, es importante. Por ello, Gananci nos muestra cómo usar mejor nuestras tarjetas de crédito al momento de vacacionar. Sin embargo, hay quienes más allá de sobrellevar los gastos de un período vacacional, llevan una vida totalmente llena de deudas.

En muchas ocasiones, se trata de algunas personas quienes comienzan a vivir un estilo de vida en el cual los gastos que hacen son mucho más pronunciados que sus ingresos, lo cual les obliga a vivir entre deudas, pues cuando llega su próximo entrada de dinero,  ya tienen cuentas que saldar.

Generalmente, cuando un miembro de la familia empieza a crearse deudas, los demás van imitando el ejemplo, hasta llegar al punto que necesitan reeducarse para tener una mejor situación financiera.

Por ejemplo, podemos observar familias que conservan deudas de sus tarjetas de crédito, hipoteca, auto, entre otras, además de salir por comida fuera de casa, entre otros gustos que a fin de mes sólo le generan dolores de cabeza y les impide asumir proyectos de mayor importancia.

No obstante, algunas personas y familias, sienten la necesidad de reestructurar sus finanzas para poder disfrutar realmente y vivir en tranquilidad. En ese momento comienza el cambio, cuando toman la decisión de cambiar sus finanzas y sus vidas.

Vivir con deudas es realmente estresante, especialmente cuando nunca queda ni un poco de dinero, así sea la más mínima cantidad para poder ahorrarlo, ya que todo termina de irse pagando deudas.

A continuación, queremos compartir contigo algunos de los hábitos de las personas que ya han logrado vivir de manera plena, e incluso con ahorros, para que tú también empieces a vivir sin deudas y en tranquilidad.

Hábitos para vivir sin deudas                                           

1-Sé agradecido: aunque tal vez te cueste creerlo, para aprender a vivir sin deudas es importante aprender a vivir siendo agradecidos en la vida. Es importante sentir valor por todo lo que ya se tiene. Si es por ahorrar, quizás sea necesario que evites salir un día a comer, pero puedes hacerlo desde casa, y agradecer ese momento de preparar alimentos con tu familia o amigos. Ser agradecido te permitirá ser consciente de todas las buenas cosas que te rodean y evitará que salgas a gastar más de lo que ganas para sentirte bien, ya que al final esa sensación es sólo momentánea.

2-Toman buenas decisiones: saben que las decisiones que tomen deben ser para preservar su dinero, no para derrocharlo, y conocen la importancia y lo necesario que es tener dinero ahorrado.

3-Tienen autocontrol: aunque algo les resulte muy llamativo, saben que a la siguiente semana quizás ya ni recuerden que lo han comprado, así que prefieren tener control sobre sí mismos, y sobre sus finanzas. Controlar los impulsos al momento de comprar también les permite ahorrar y poder adquirir luego bienes más lujosos y de mejor calidad.

4-Se preparan mentalmente: ya que saben muy bien que para poder vivir con tranquilidad financiera, es importante estar preparado para ello. Es necesario cambiar los pensamientos que orientan hacia las deudas y enfocarse en reunir capital para otros grandes proyectos, o para tener siempre dinero en reserva. Saben que si cambian sus pensamientos pueden disfrutar de una vida próspera y libre de deudas.

5-Trazan un plan: que les permita saldar las cuentas pendientes y orientarse hacia el ahorro financiero, ya que muchas veces las redes de vivir con deudas son tan fuertes, que es necesario diseñar estrategias para poder saldarlas y empezar a ahorrar dinero. Usualmente, estos planes están llenos de pequeños objetivos cuyo final se enfoca en salir de todas las deudas existentes.

6-Tienen un alto sentido de responsabilidad: y en lugar de gastar en cualquier cosa u objeto que pronto dejará de funcionar, prefieren tratar su dinero de manera responsable y empezar ahorros para sus estudios, pagar las cuotas de lugar donde viven, destinar un porcentaje para los servicios del hogar, y ser conscientes con cada gasto que realicen. Es decir, no hacer gastos innecesarios.

7-Dan buen ejemplo: cuando se trata del uso que se da a las finanzas, ya que saben que están siendo observados por los demás miembros familiares, y lo mejor es transmitir un buen ejemplo que permita a toda la familia crecer, ya que con el buen ejemplo de uno, aprenden todos.

Además de estas características que definen a quienes viven una vida libre de deudas, ellos también saben cuándo pueden darse un gusto, porque luego de tener libertad financiera y contar con ahorros, por supuesto que es válido premiarse. Poco a poco saben hasta qué punto pueden darse un regalo sin comprometer su estabilidad económica.

Sin importar la cantidad de dinero que una persona pueda deber, con un buen plan es posible salir de ese momento. Lo importante es educarse y entrenarse para vivir feliz, una vida tranquila, sin deudas.

 

Advertisement