Conquista tus miedos financieros

Si te preguntaran cuales son tus miedos financieros, ¿a qué le apuntarías? Tal vez a una quiebra del negocio, la pérdida de tu empleo, no poder pagar las deudas, un aumento inesperado de los gastos, entre otros. Para evitar llegar a estas situaciones límite, lo mejor es que te prepares por anticipado.

Todo comienza con una adecuada organización de las cuentas, tus extractos bancarios, los recibos de pago, los débitos, las transferencias, los ingresos, los activos. De la misma forma como la contabilidad se maneja con dos columnas, una para los gastos y otra para los ingresos, una para los pasivos y la potra para los activos, es muy importante que lleves un balance exacto de tus cuentas financieras.

Acto seguido es encargarte de las deudas, y si fuere necesario conseguir un profesional que te asesore a reducirlas y hacer mejor uso de ellas. Porque si las dejas libremente, te podrán desangrar poco a poco y sin que te des cuenta de ello.

Ahora es el momento de mejorar tu actitud hacia las finanzas, y para ello nada mejor que erradicar todas las connotaciones y frases negativas que tengas. Nada de decir que te sientes angustiado por los próximos pagos o que no te sientes seguro de conseguir el contrato, intenta eliminarlo de tus pensamientos y vocabulario.

Una vez tienes identificada tu situación financiera, sabes como pagar y reducir tus deudas, y te encuentras con la mejor actitud y disposición hacia la vida, es el momento de definir los objetivos financieros, los cuales deben seguir las reglas tradicionales de ser simples, medibles, alcanzables, responsabilizados y presupuestados con la asignación de un tiempo preciso para su logro.

Periódicamente deberás hacer reflexiones sobre el pasado y lo que has hecho para conseguir el dinero, las mejoras presupuestadas, aquellas alcanzadas y las experiencias de lo que no se volverá a hacer. Realiza una lista con todas aquellas cosas que puedes hacer para incrementar tus ingresos, para luego ponerte a trabajar en su logro.

Cree en tus metas, en tus capacidades y en que siempre podrías alcanzar lo que te propongas. Se optimista sobre tu futuro financiero, y que tus objetivos se convertirán en una realidad en muy corto tiempo. Cualquier desavenencia financiera, será pasajera y perfectamente reversible, con tenacidad, organización, optimismo, y asesoría cuando sea necesaria.

Recuerda que siempre podrás alcanzar tus focos e ideales, así que lo mejor será que los definas bien y te convengan. Porque si te desvías y te relajas, así conseguirás. No debes presionarte con hacer lo correcto sino con hacerlo bien, toma acción sobre tus finanzas y tu vida, y actúa ya mismo. Los miedos solo existen en la mente, así que no les hagas caso ni les prestes una atención inmerecida.

Fuente de inspiración: Loran Northey – Conquer your financial fears

Advertisement