Desarrollo de una cultura de aprendizaje

Las empresas y las personas deben poseer un sistema formal e informal de aprendizaje en donde se recojan los aciertos para replicarlos, y los errores para corregirlos y mejorarlos. Las finanzas como cualquier campo y área de negocios, también es sujeta de desarrollar sistemas de aprendizaje para obtener más rendimientos a partir de las experiencias exitosas, y salirse a tiempo de las pérdidas que asoman antes de que sea demasiado tarde.

El aprendizaje necesita de autoevaluaciones serias y seguimientos constantes a las realizaciones y ejecuciones. En una empresa para ello existen los sistemas de control, las áreas de auditoria, los controles duales, los seguimientos a los proyectos y resultados. En las finanzas personales, también cabe la cultura de la evaluación y seguimiento, a las inversiones, los gastos, los resultados, los éxitos que están alcanzando los demás, los errores cometidos en el pasado para no repetirlos, las ofertas, las novedades, y las oportunidades presentes en el entorno.

Los asesores externos o lo que actualmente se denominan como “coaches”, siempre serán bienvenidos en las empresas y en las finanzas personales. Cuanto más participes de discusiones y análisis de grupos, mayor información recibirás y mejor sensibilidad ganarás, para cuando debas tomar las decisiones. No le tengas miedo a recibir cuanto consejo exista, eso si no dejes que los demás tomen las decisiones que tu mismo debes asumir.

En temas como las inversiones de dinero, en donde no existe regla absolutamente certera, y en especial cuando deseas ganar más de lo tradicional, siempre serán bienvenidas las sugerencias de los asesores financieros, desde que las tomes como eso, una asesoría más no una verdad absoluta.

La cultura de aprendizaje es un proceso que inicia con la conciencia de mejoramiento, se materializa con los sensores localizados en los puntos clave del proceso, y se formaliza con la evaluación, análisis y desarrollo de acciones, para modificar lo que está marchando mal, y reforzar aquello que es susceptiblemente exitoso.

En la administración de tu dinero, igualmente debes primero tener conciencia de que deseas aprender y mejorar tu gestión actual, y luego encontrar donde ubicar los sensores financieros, que te permitan detectar los gastos que se están incrementando más de lo normal y las inversiones que están produciendo menos de los esperado. La información obtenida deberás procesarla, cuantificarla y decantarla, para encontrar alternativas de mejoramiento, como los productos que dejarás de consumir por un tiempo o en forma definitiva, y las inversiones en las que es mejor retirarte a tiempo porque su tendencia no deja nada bueno y en cambio existen otras alternativas en las que el rendimiento es positivo.

La cultura de aprendizaje es el proceso sistemático que te dará valor en el tiempo, tanto a la organización como a la persona, lo que se denomina tradicionalmente como “know how” o experiencia acumulada, que si no se materializa en acciones concretas, su utilidad se desperdiciaría y se diluiría sin pena ni gloria. Te invitamos a desarrollar tu propio proceso de aprendizaje para aplicarlo a todos los campos de tu vida, financiero, emocional, espiritual, mental y físico.

Fuente: http://www.selfgrowth.com/

Advertisement