Observaciones claves que te orientarán a la tranquilidad financiera

Existe un tópico que todos sabemos que es crucial tratar, pero nunca encontramos el momento oportuno para hacerlo, que es la seguridad financiera. Tal vez creemos que nunca se nos presentará una calamidad, que estamos afirmados en nuestro empleo y nunca nos va a faltar, y que la estabilidad y prosperidad siempre reinará.

Lo positivo de esta forma de pensar es que nuestra autoestima se encuentra alta y la confianza no se queda atrás. Pero la mala noticia es que nos encontramos en una economía en dificultades, con entornos muy cambiantes e impredecibles, en donde todo puede pasar, inclusive un hecho desafortunado que si nos toma por sorpresa y sin preparación previa, nos podrá desestabilizar el piso y seguridad acostumbrada.

Si eres un inversionista y cuentas con un portafolio, el cual te han administrado con éxito en el pasado, es la hora de empezar a involucrarte en el tema, leer las noticias y mantenerte actualizado sobre las novedades y su impacto en tus finanzas e inversiones. Los riesgos han aumentado tanto que lo mejor es que tu mismo te involucres en las decisiones, y no las delegues en su totalidad.

Los fundamentos del pasado pueden ya no aplicarse en las inversiones actuales. Así lo han aprendido las empresas en sus procesos de planeación que son más frecuentes y menos ambiciosas en el tiempo, así lo deberás aprender en la administración de las finanzas, en donde un éxito y prosperidad históricos ya no son garantía para predecir el comportamiento futuro. Tu exigencia mental será mayor, y tu sensibilidad para olfatear las oportunidades deberá ser más fina y aguda.

Si tradicionalmente has dejado que la administración de tus finanzas e inversiones, las maneje un asesor externo, es el momento de preguntarte lo siguiente:

1. ¿Cómo es tu relación con el asesor? Es una relación lejana o cercana, en la cual te mantienes informado de las decisiones que se están tomando sobre tu portafolio de inversiones o esporádicamente te dan las alertas sobre los cambios y riesgos.

2. ¿Tu asesor financiero es activo para tomar medidas ante los cambios? Todas las situaciones de mercado presentan oportunidades, pero hay que visualizarlas y actuar acorde a ellas.

3. ¿Cuál es la percepción del asesor sobre la inversión en metales como el oro o la plata? La compra física de los materiales preciosos puede ser muy rentable si se sabe cuando hacerlo.

4. ¿Tienes acceso a información y educación financiera actualizada y útil? Tu asesor debe dentro de sus funciones brindarte la información y las fuentes, así como mantenerte actualizado.

Estas son algunas preguntas que debes hacerte sobre tu asesor financiero, sus recomendaciones, su actitud, y apoyo, fundamentales en la época actual, e indispensables para que te involucres cada vez más en tus negocios. Por más confianza y experiencia que tenga tu asesor financiero, debes mantenerte informado y al día, en contacto y haciendo seguimiento. Recuerda que en los negocios la responsabilidad nunca se delega y en las finanzas personales, no es la excepción.

Fuente: http://www.selfgrowth.com/


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement