Secretos de creación de prosperidad en el nuevo siglo

Para nadie representa un secreto que nos encontramos en la era del conocimiento, de la tecnología y el medio virtual, y si deseas ser prospero en el nuevo siglo, con seguridad deberás alinearte al conocimiento, tecnología y medio virtual.

Hablar de que el conocimiento es la nueva divisa de moneda en el siglo 21, es atribuirle un valor importante a su consecución, mantenimiento y desarrollo. El conocimiento te permite que los nuevos emprendimientos se enfoquen al campo del servicio, la gestión y desarrollo de conocimiento. Lo cual se ve beneficiado con la aparición de internet, medio que facilita la distribución, venta y acceso al conocimiento.

El dinero es una recompensa que se obtiene por haber dado una solución a algún problema, de tal forma que si lo miras de esta manera, tu ocupación debería enfocarse a encontrar y brindar soluciones a las necesidades de los clientes, a los problemas que se les presentan, a sus aspiraciones de progreso y desarrollo. Todo negocio exitoso debe tener clara en su misión la solución que brinda, así que ponte alerta en encontrar la tuya.

Uno de los grandes dones que posee el ser humano es su capacidad de pensar, analizar, descubrir, inventar y producir soluciones. El poder de cambiar el mundo, conducirlo y amoldarlo a sus deseos y necesidades. Cultiva el hábito de pensar, analizar, descubrir, observar y solucionar.

Por ello, la prosperidad del siglo 21 se relaciona con tu habilidad para alinear la mente hacia su consecución de la abundancia, para que puedas conseguir todo lo que pienses y desees. Busca la sabiduría, adquiere el conocimiento, e implementa rápidamente lo que aprendas. Conviértete en un estudiante de la vida, acucioso por el aprendizaje y aplicado en su ejecución.

Ante la adversidad, forja tu temple, fe, carácter y fuerza interior. No te dejes desfallecer por los obstáculos y derrotas que se te presentan en la vida. Sigue con tu empeño de seguir adquiriendo conocimiento, aprendiendo y buscando soluciones para la gente, consumidores y entorno que te rodea. Encontrando en ello, oportunidades para realizar negocios y nuevos emprendimientos.

Existen tres razones del porqué las personas bloquean su prosperidad, la primera es alejarse de la sabiduría y el conocimiento, la segunda es fascinarse con la fantasía lo cual evita que la verdad se pueda identificar cuando aparezca, y la tercera es no buscar las soluciones a los problemas que se presentan prefiriendo mantenerse en la ignorancia o indiferencia.

Fuente de inspiración: Sean D Foster – Secrets to wealth creation

Advertisement