Sé Tan Feliz Como Quieras

Sé tan Feliz como Quieras Ser.

Casi todos han escuchado el éxito “Don’t Worry, Be Happy” (No te Preocupes, Sé Feliz) de Bobby McFerrin. La canción tiene una forma muy pegadiza de transmitir el mensaje de ser feliz a todo el mundo. De seguro que Bobby Mcferrin lleva un mensaje simple a un montón de gente  diciéndoles que no se preocupen.

Vivir una vida feliz, resistente y optimista es maravilloso, y es también bueno para tu salud. Ser feliz en realidad te protege de las tensiones de la vida. El estrés está ligado a las principales causas de muerte tales como la enfermedad cardíaca, cáncer y derrame cerebral.

Una de las mejores cosas que se han dicho es que “La única cosa en la vida que siempre permanece igual es el cambio ‘, y en nuestra vida tenemos el poder para hacer los cambios necesarios si lo queremos. Aún si nos encontramos en una situación insostenible siempre podemos encontrar consuelo en el conocimiento de que eso también cambiará.

Las redes sociales o relaciones son esenciales para la felicidad. Las personas son diferentes, aceptar a las personas por quiénes o por lo qué son, evitar los enfrentamientos, discusiones constantes, y dejar ir de todo tipo de resentimientos. Si las discusiones nos parecen inevitables,  trata de hacer un esfuerzo para comprender la situación y así podrás llevarte bien con bien los otros.

La felicidad se encuentra realmente dentro de cada uno de nosotros e incrementarla es una manera de hacer la vida más maravillosa, y también más saludable.

Ser feliz es relativamente fácil, sólo decide que vas a  ser una persona feliz. Abraham Lincoln observó que la mayoría de las personas y la mayoría de las veces  se puede elegir entre estar felices o estresados, relajados o con problemas, se puede elegir  cuan brillante o  mate será tu  perspectiva. La elección es simple realmente, escoge ser feliz.

Hay varias maneras en que puedes hacerlo.

Ser agradecido es una gran actitud. Tenemos mucho que agradecer. Gracias al conductor del taxi por llevarnos a casa a salvo, gracias al cocinero por una cena maravillosa y gracias al chico que limpia tus ventanas. Gracias también al cartero por traer tus cartas, gracias a la policía por mantener seguro  el lugar donde vives y gracias a Dios porque estás vivo.

Las noticias son estresantes. Míralas un poco menos. Algunas personas simplemente no pueden comenzar su día sin su dosis diaria de noticias. Trata de pensar en esto, el 99% de las noticias que escuchamos o leemos son malas noticias. Comenzar el día con malas noticias no parece la cosa más sensata que debamos hacer.

Una conexión religiosa también es recomendable. Ser parte de un grupo religioso con sus cantos, los sacramentos, rezos y meditaciones fomenta la paz interior.

Administra tu tiempo. El tiempo es muy valioso y demasiado importante para malgastarlo. La administración del tiempo puede ser vista como una lista de reglas que implica la programación, la fijación de metas, planificación, creación de listas de cosas para hacer y establecer prioridades. Estos son los fundamentos básicos de la gestión del tiempo que deberían ser entendidos para desarrollar la habilidad de administrar el tiempo personal de manera eficiente. Estas habilidades básicas pueden ser afinadas mucho más allá  para incluir las partes excelentes de cada habilidad que  puedan darte esa reserva adicional que te permita lograr los resultados que deseas.

Reír y reír a carcajadas todos los días. ¿Escuchaste una buena broma?  Cuéntasela a tus amigos  y a tu familia.  Se dice que “La risa es la mejor medicina”.

Expresar tus sentimientos, afectos, amistad y pasión a la gente a tu alrededor. Lo más probable es que ellos respondan a tus acciones. Trata de no contener la ira  y frustraciones, esto es malo para su salud. En cambio encuentra la forma de expresarlas de una manera que no cause daño  ni hiera a nadie.

Trabajar duro trae tremenda satisfacción personal. Da una sensación de que somos capaces de finalizar nuestras tareas. Los logros son necesarios para todos nosotros, porque nos dan un sentido de valor. Trabaja en cosas que tu sientas que valen tu tiempo.

El aprendizaje es un ejercicio de alegría. Trata de aprender algo nuevo cada día. El aprendizaje también nos hace expandir y ampliar nuestros horizontes. Y también nos podría dar más oportunidades en el futuro.

Corre, trota, camina y haz otras cosas para las que tu cuerpo está hecho. Siéntete vivo.

Evita la exposición a elementos negativos tales como los ruidos fuertes, toxinas y lugares peligrosos.

Estas son las cosas simples que tú puedes hacer todos los días para ser feliz.

Y  recuerda siempre la cita de Abraham Lincoln, que dice “La mayoría de las personas son más o menos tan felices como ellos deciden serlo en sus mentes”.


*Mi intención es inspirar a las personas para que descubran que la felicidad y la abundancia es la condición normal y natural de todos los seres humanos, y que existen recursos, personas y procesos que las pueden ayudar a transformar sus vidas para bien.
*Soy venezolana
* Maestra de Educación Básica
*Estudiante de la Ley Espiritual

Advertisement