Adelgazando en seis pasos más uno

Hazte objetivos diarios para comer

Nunca subestimes el poder de establecer un objetivo. Escribe tu plan de alimentación para el próximo día antes de irte a dormir, sólo te llevará dos minutos. Por la mañana revisa ese plan y observa cómo se te hace más fácil hacer las elecciones correctas a la hora de comer.

Evita la trampa de la sed-hambre

Muchas veces las personas experimentan sensaciones de hambre cuando en realidad lo que el cuerpo está pidiendo es agua. Para evitar estas sensaciones asegúrate de mantenerte bien hidratado a lo largo del día. Encuentra una manera de tener agua disponible estés donde estés.

Haz un poco de trampa

Date la oportunidad de hacer algunas concesiones de vez en cuando. Algunas personas tienen una comida “tramposa” una vez a la semana. Otros comen un caramelo en algún momento del día. Psicológicamente, esa “trampa” sirve para recargarse y hace más fácil el mantenerse en camino hacia hábitos más saludables a lo largo del tiempo.

Si está fuera de tu vista, está fuera de tu mente

Saca esas comidas tentadoras fuera de tu vista, y evita los lugares en los que la tentación puede ser difícil de resistir. En tu heladera, quita de tu vista las tentaciones y, de ser posible, quítalas de tu heladera si no puedes resistirte. Haz lo mismo en tu almacén. Al menos coloca esas comidas detrás de las opciones saludables. Mucha gente encuentra útil frizar las comidas tentadoras ya que requiere de un trabajo extra antes de comerlas y evitan el impulso.

Reduce la velocidad

Si tienes problemas para sentirte satisfecho cuando comes, entonces prueba disminuyendo la velocidad con la que comes. Lleva cerca de 20 minutos a tu cerebro recibir el mensaje de que estás satisfecho. Haciendo esto estarás mejorando la manera en que la comida llega a tu cuerpo, además de que le darás tiempo a tu cuerpo para enviar la señal de que estás lleno a tu cerebro.

Registra tu nutrición

Mantener un registro de lo que comes te permite analizar objetivamente cuáles son tus conductas al comer. Estudios han demostrado que el sólo hecho de registrar lo que comes te hace comer menos. Los dos factores más efectivos reportados por quienes han perdido peso de manera permanente fueron el ejercicio y un diario de comidas.

Paso extra.

Haz ejercicio. En serio, puedes hacer un monton de cosas con la comida y estará bien en líneas generales, pero el ejercicio es clave para un correcto control del peso. Cintas de correr, elípticas, plataformas vibratorias, banco de pesas en casa son solo algunas de las opciones con las que contarás.


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement