Alejando tus ejercicios del aburrimiento

Si vienes haciendo un ejercicio o tipo de entrenamiento en particular por un tiempo, tal vez encuentres que lo que haces ya no lo haces con tanto entusiasmo o que te aburre hacerlo a veces, o tal vez te pase que lo empezaste a sentir más como una obligación y no como una manera de mejorar tu calidad de vida.

Verás, el aburrimiento no es bueno en parte, porque causa que uno pierda la motivación. Por otro lado es una señal y es el indicador justo para cambiar nuestro programa y mantenernos haciendo ejercicio.

Estas son algunas ideas:

Cámbialo.

Si entrenas ciertas partes del cuerpo en determinados días, prueba dando vueltas tu rutina. En vez de ejercitar tus pectorales y tríceps el lúnes, pásalo para el viernes, y en cambio realiza un entrenamiento de piernas ese día. Con sólo cambiar los días de tu rutina puedes refrescarte y mantenerte en ritmo.

Únete a actividades recreativas o comienza un deporte nuevo

En vez de tus clases de aeróbics, pásate a una de baile o spinning, o tal vez quieras empezar a practicar skating o salir a andar en rollers. Si haces tu cardio en una cinta en frente de la televisión, agarra tu bici y sal a entrenar afuera.

Únete a un equipo de fútbol o de voley o de basquet de tu barrio o ciudad. Prueba el tenis u organiza un partido del deporte de tu preferencia con tus amigos.

Si te diviertes y participas en actividades excitantes hasta podrías olvidarte que lo que haces es hacer ejercicio.

Entrena para una maratón o triatlón

El entrenamiento requerido para una maratón o triatlón probablemente sea muy diferente a lo que vienes haciendo ahora. Hacer de lado el viejo régimen por unas cuantas semanas o meses para ponerte en forma para competir en uno de estos eventos definitivamente te dará un nuevo desafío para afrontar.

Haz algo que nunca antes hayas hecho.

Mucha gente se aleja del yoga, del tai chi o de pilates por ejemplo y sólo tiene como ejercicio las pesas y el cardio. Pero unas clases de cualquiera de estos tres puede ser increiblemente beneficioso.

No descartes actividades por el sólo hecho de que no las consideres ejercicio tradicional. Actividades como bailar salsa o hip hop también ponen tu cuerpo en movimiento y de maneras diferentes, y en el proceso conoces mucha gente.

Escalar bajo techo o a cielo abierto también es otra alternativa y te sentirás motivado para utilizar tus músculos de una manera totalmente nueva. Lo mismo aplica para las artes marciales…

Para terminar, prueba siempre cosas nuevas y no asumas que algo no te gustará sin darle la oportunidad o probarlo. A menudo, las actividades que más subestimamos o con las que más prejuicios tenemos, suelen convertirse en nuestro actividad principal…


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement