Alimentación Natural

Todo el mundo ha oído hablar de las ventajas de tener una buena alimentación y de cómo está puede ayudarnos a sentirnos más energéticos y saludables, pero no muchas personas entienden el concepto de una alimentación natural. Por esta razón, hemos decidido escribir este artículo para darte a conocer más información acerca de este tipo de alimentación y sus beneficios.

¿Qué entendemos por alimentación natural?

Entendemos por alimentación natural a aquellos alimentos o productos elaborados con alimentos que nos proporciona la naturaleza y proceden de cultivos ecológicos o limpios y cuyo proceso de maduración y fertilización no se haya visto alterado con procesos químicos y donde no se hayan utilizado insecticidas, pesticidas o plaguicidas químicos.

Son aquellos alimentos o productos elaborados que sólo se han servido de lo que nos da la naturaleza para criarlos y confeccionarlos para así poder disfrutar de todos sus beneficios naturales sin que estos beneficios se vean alterados o neutralizados por lo perjudicial de algún proceso químico.

¿A quiénes van dirigidos estos productos?

A todo el mundo, sin ninguna excepción. Hay una gran variedad de alimentos naturales que no están exclusivamente pensados para una dieta especial. Antaño se pensaba que los alimentos en las ecotiendas y herbolarios iban exclusivamente dirigidos a personas con problemas de salud como diabetes, problemas digestivos, etc., pero con el tiempo esa creencia se ha ido dejando de lado y ahora somos muchos los que nos alimentamos de una manera más natural sin por ello sacrificar el sabor ni la nutrición.

Toda aquella persona que disfrute cuidándose y comiendo sano y equilibradamente encontrará en la alimentación natural la tranquilidad de que lo que se mete en la boca no ha sido de ningún modo alterado o manipulado en detrimento de la calidad natural del alimento.

¿Qué tipos de productos podemos encontrar?

En la actualidad hay una gran gama de productos naturales y biológicos. Desde leches vegetales (de avena, soja o arroz con sus diferentes variedades) hasta fideos de espelta o diversos cómodos caldos ya preparados pasando por snacks saludables, hamburguesas y salchichas vegetales o deliciosos postres. Hay muchas casas de productos por lo que la variedad es absolutamente exquisita.

¿Hay una gran diferencia en el precio si los comparamos con los alimentos del supermercado?

Aquí entra en juego la eterna relación de la oferta y la demanda. A veces tiene el mismo coste de fabricación una partida de 1.000 paquetes que una de 100.000, por lo que los que fabrican 100.000 pueden ofrecer cada uno de sus productos a un precio más competitivo. Si hubiera más demanda de productos naturales, el precio también disminuiría por lo que todos podemos aportar nuestro grano de arena para que esto ocurra. Igualmente, debido a los valores que rodean el ser amable con la naturaleza y respetuoso con el medio ambiente, dentro de la alimentación natural será de gran importancia tener muy presente el comercio justo. Al fin y al cabo, es cuestión de pensar que invertimos en salud: lo que nos gastamos de más en estos productos (de momento), nos lo ahorraremos en un futuro en tiempo y en salud.


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement