Calidad de vida en personas con epilepsia

Cuando padecemos un trastorno o problema de salud solemos pensar que nuestra vida será muy limitada e infeliz; uno de los trastornos que más tristes nos ponen es la epilepsia. Padecer epilepsia no significa que nuestra vida acabe o que estemos imposibilitados para estudiar o ser exitosos; la epilepsia es controlable y le permite a quien la padece llevar una vida completamente normal y disfrutable.

Aproximadamente el 80% de las personas que sufren epilepsia pueden controlarla con tratamientos y terapias que les permiten hacer todo lo que más disfrutan. La epilepsia en la vida diaria es como todas las enfermedades, llevadera si sabemos cuidarla.

Recibir el diagnóstico de una enfermedad nunca es algo agradable, sin embargo, debemos encontrar en nosotros mismos la manera de sobrellevarlo y no pintarnos un panorama oscuro. La epilepsia es una enfermedad que por ser muy común en la población mundial a la fecha, tiene muchas maneras de tratarse; desde las clásicas medicinas hasta los remedios naturales de medicina alternativa que nos ofrecen opciones menos agresivas con el cuerpo.

De entre los diferentes opciones de tratamiento para epilepsia que existen, hay que tener claro que pocos funcionan si nuestra actitud se enfoca a la parte negativa de la misma; tener epilepsia no ha resultado en un impedimento para ser exitosos, estudiar, ser independientes o trabajar, cuando una persona está dispuesta a superarse, lo logrará en cualquier situación y condición que se le presente. La epilepsia no es contagiosa ni es algo de lo que las personas deban avergonzarse ya que le puede pasar a cualquiera.

Es recomendable para las personas con epilepsia informar a sus parientes y amigos cercanos acerca de su situación para que sepan qué hacer en caso de que tengan una crisis en su presencia y, quienes lo padecen deben estar completamente informados acerca de las maneras en que pueden tratar y prevenir sus crisis, ya que hay cientos de alimentos y terapias que pueden ayudar a evitar las crisis, que es el aspecto de la epilepsia que ha hecho sentir a algunos pacientes inseguros.

Una persona con epilepsia no necesita ayuda para llevar a cabo sus actividades diarias básicas, puede mantenerse sola con un trabajo común. Algunos tipos de epilepsia son hereditarios, pero la gran mayoría no lo son, por lo que también se puede aspirar a tener una familia sin el riesgo de pasar la enfermedad, es por esto que es muy importante acudir al médico para obtener el diagnóstico adecuado y no incurrir en errores de medicamento o tratamiento.

Todas las enfermedades que se nos presenten en la vida son discapacitantes en la medida que la persona lo permita; el salir de una enfermedad o hundirse más en ella depende de qué tan dispuesto esté el paciente a superarla.


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement