Como medir tu pulso en los ejercicios de cardio

Cuando te ejercitas, usualmente es muy útil medirse el pulso a intervalos regulares para ver cómo progresa tu entrenamiento y si te encuentras en lo que muchos dicen “la zona” de quema de grasas. Pero este no es el único motivo por el que tienes que medirte. Obtener tus pulsaciones de alguna manera también hacen que tus sesiones de ejercicios aeróbicos sean seguras y que se encuentren en el rango de lo saludable.

Hay varias maneras de medir tu pulso durante el entrenamiento. La primera es hacerlo manualmente. Para ello toma los dedos índice y medio de una mano y colócalos al costado en tu cuello cerca de tu garganta. Presiona ligeramente hasta que puedas sentir tu pulso. Allí se encuentra la arteria carótida.

Si tienes problemas al encontrarlo allí otro punto en el que puedes encontrarlo es en la muñeca. Como sea siempre hazlo con los dedos índice y medio y no con el pulgar ya que de otro modo sentirás el pulso de tu pulgar y te confundirás.

Ya que hayas encontrado el pulso tómate unos segundos para acostumbrarte al ritmo. Luego cuenta la cantidad de latidos que sientes durante 15 segundos. Lo que haces luego es multiplicar ese número que obtuviste por 4 para saber la cantidad de latidos por minuto.

15 segundos es una buena cantidad de tiempo para saber ya que es un tiempo bastante preciso, ni demasiado corto y lo suficientemente largo para saber con certeza cómo lo está haciendo tu corazón con el ejercicio que haces.

Lo bueno de este método es que es muy simple, gratis y sencillo que puede hacerse en cualquier lado. Sin embargo puede que sea un tanto impreciso, en cuyo caso entran en juego los pulsómetros, que son una manera electrónica de medir tu ritmo cardiaco durante el ejercicio sin la necesidad de hacer ningún cálculo ni detenerte a sacar tus pulsaciones. Simplemente miras tu reloj pulsómetro y sabrás cómo va tu entrenamiento en la cinta de correr o en la ruta por ejemplo. Esa es una de las ventajas de la tecnología.

Los precios arrancan en los 25 o 30 dólares y ascienden a varios cientos dependiendo las características y otras cualidades, además de la marca. Lo bueno, la mayor ventaja es que contarás con una manera fácil de medir tus pulsaciones mientras entrenas y con solo mirar tu muñeca.

Es mi parecer que los relojes pulsometros son una alternativa útil y conveniente para mejorar la calidad, aunque también la seguridad, de nuestro entrenamiento. Si fueras a comprarte uno, sin dudas tus resultados mejorarían.


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement