Control del Peso: Los 5 Grandes Mitos Sobre Hacer Dieta

1. El mito: evitar comer o saltearse las comidas sirve para perder peso rapido.

La verdad: erróneo y el camino incorrecto.

Parece lógico, como una consecuencia, “a menor calorias que comas, más peso perderás”, pero eso no es cierto. El efecto es el opuesto a lo que tu esperas. Las dietas se basan en el hecho de que si quemas más calorías de las que consumes, tu cuerpo comenzará a quemar grasas. Mientras que esto es cierto, si esperas perder peso de manera efectiva, necesitas mantener hábitos de alimentación regulares, especialmente el desayuno.

Privar a tu cuerpo del combustible y los nutrientes necesarios ocasionará que el cuerpo entre en modo de supervivencia; cuando esto sucede tu metabolismo disminuye de manera que puedas consumir poca o ninguna comida. Una vez que tu metabolismo disminuye, será bastante costoso hacerlo volver a su ritmo y todo lo que comas te hará ganar más peso. Esto puede ser un círculo vicioso difícil de romper. Además, al saltearte las comidas puede hacerte sentir débil y tener efectos devastadores en tus niveles de colesterol, y puede ser extremadamente peligroso para los diabéticos.

Resumiendo, las dietas rápidas y drásticas son una forma de auto-sabotaje que es mejor evitar. Lo que es mejor es comer de manera frecuente, y moderada. Esto te hará sentir con menos hambre a lo largo del día y causar un efecto de saciedad.

2. El mito: Los almidones engordan

La verdad: falso y poco seguro

Por un lado, es bastante dificil evitar por completo los almidones, ya que son un componente importante en las pastas, granos, frutas, papas, maíz y arroz. Incluso si fuera posible, si pudieras hacerlo estarías privando a tu cuerpo del combustible que incondicionalmente necesita para mantener apropiadamente las funciones corporales. La comida consiste sólo de tres sustancias básicas o macronutrientes: proteínas, carbohidratos y grasas. Los almidones son carbohidratos; y los carbohidratos son uno de los pilares del cuerpo para sus necesidades energéticas.

La mayoría del combustible que el cuerpo utiliza proviene de los carbohidratos identificados como glucosa. La glucosa es absorbida por tus celulas y utilizada para los procesos corporales; cualquier exceso es almacenado en el hígado o se convierte en grasa.

Ahora, si tu cuerpo carece de glucosa, eventualmente comenzará a utilizar cualquier fuente de combustible que pueda encontrar. Al principio puede ser que utilice las células grasas pero luego el cuerpo puede atacar las reservas de proteínas en tus músculos para satisfacer sus necesidades de combustible, lo que se conoce como catabolismo. Esta es una movida de “último recurso” generalmente utilizadas para condiciones de hambre extremo, por lo que si te sucede a ti, esas son malas noticias.

Conclusión: come almidones, son una muy buena fuente de energía, especialmente si te ejercitas a diario.

3. El mito: transpirar facilita la pérdida de peso.

La verdad: Totalmente, si esa transpiración la causa el ejercicio

De otra manera lo que estarás haciendo es perder líquido. Transpirar es absolutamente efectivo haciendo lo que debe hacer: enfriar el cuerpo al cubrir la piel con fluídos que se evaporan. No es la intención de la transpiradión actuar como un sistema para perder peso. Pierde la suficiente cantidad de agua y te pondrás en una situación de deshidratación. La deshidratación sucede si fallas al hidratar tu cuerpo de manera suficiente luego de cada entrenamiento por ejemplo. Y se te mantienes asi, tu balance de electrolitos puede salirse de ruta, a tus células les faltarán los fluidos que necesita, y podrías morir. No es un escenario alentador, por lo tanto evítalo.

Por esta razón, el sauna o las sudaderas que utilizas y crees que son para bajar de peso, simplemente no lo son. Como no lo son sus equivalentes “de alta tecnologia”, como sueters de plástico o lo que sea. Sin importar cuánta gente la use, todo lo que hacen es deshidratarte. Si, pierdes peso, pero eso es peso y no grasa. Y al momento que bebiste la cantidad suficiente de agua, lo recuperas.

4. El mito: los alimentos libres de grasa son libres de calorias

La verdad: en tus sueños…

“0% grasas” significa que una comida en particular no tiene contenido de grasa detectable. Tristemente, sin embargo, son la grasa y los compuestos relacionados lo que le dan a la mayoría de las comidas su sabor. El helado, la manteca, el queso, incluso el chocolate son productos preparados que contienen grasa. Cuando los productores diseñan productos libres de grasa como panes, galletas, helado y demás, saben que esos productos principalmente serán secos y sin sabor sin el componente de la grasa. Existen por supuesto algunos sustitutos, pero pueden ocasionar molestias gastrointestinales además de ser demasiado costosos. Esto deja a los fabricantes sólo una opción para hacer que sus productos tengan más sabor: el azúcar. Y lo utilizan con amplia libertad, es por eso que varios productos libres de grasa son altos en calorias.

Para ir más lejos, variedad de productos como panes o pasta son bajos en grasa, pero ricos en carbohidratos. Los carbohidratos, como dijimos son la principal fuente de energía y se liberan con cierta facilidad en la sangre. Pero comerlos en exceso puede resultar su acumulación como grasa.

Considera siempre las calorias y el tamaño de las porciones; de otra forma estarás engañándote. La moderación es la clave para tener éxito, principalmente éxito al largo plazo.

5. El mito: o haces dieta o te ejercitas, no puedes hacer las dos cosas al mismo tiempo

La verdad: la tontería más grande!

Si, por supuesto que se pueden hacer ambas cosas, y deberías hacerlas. Esto se llama sinergía, la coordinación de dos componentes efectivos trabajando en conjunto para obtener un mayor beneficio que si se hicieran las cosas por separado.

Los mitos y errores en las dietas son miles, algunos tremendamente ridículos como la sugerencia de que comer parado ayuda a bajar de peso, o que puedes basar tu dieta en el tipo de sangre, otros como los mencionados son mas “obvios” y se merecen una discusión.

Bajar de peso o hacer dieta no es fácil y requerirá más que una simple ecuación para perder peso para lograrlo. Lo que sí puedo decirte es que es simple. Así que tómatelo con calma: no te saltees las comidas, mantén tu alimentación debidamente balanceada, y ejercítate regularmente. Evita las píldoras y dietas de moda, en especial las extravagantes, ya que suenan demasiado cierto para ser verdad. Por lo demás…. conoces el resto, si realmente quieres perder esos kilos de más, entonces hazte un favor y prepara un plan, escríbelo, combina todos los elementos necesarios para lograr tu éxito, y ejecútalo.

Si quieres saber más sobre cómo llevar una dieta balanceada y saludable, como así también ponerte en forma y reducir grasa corporal a través de la buena alimentación y el ejercicio, te recomiendo que leas Tu Cuerpo Ideal. Existe una alternativa sana y segura para utilizar la ciencia de la nutricion a tu favor y empezar a lograr los cambios que deseas en tu cuerpo, de manera permanente. Si quieres saber más haz clic aquí para comenzar a bajar de peso ahora…


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement