Cosmética natural para todo tipo de piel

Dicen que la naturaleza es sabia. Si quieres tener una piel admirable, puedes realizar tratamientos faciales naturales, que serán la mejor opción.

Antes de comenzar, debes evaluar tu tipo de piel, para potenciar los efectos de los tratamientos naturales. Si aún no lo sabes, descúbrelo ahora mismo.

  • Piel normal. No presenta oleosidad ni se ve seca, porque posee un equilibrio entre agua y aceite, que la hacen lucir saludable. No se encuentran imperfecciones como granitos, manchas y arrugas.
  • Piel grasa. Es brillante y se caracteriza por tener granitos y puntos negros. Su textura es gruesa. En algunas zonas, sus poros suelen estar dilatados.
  • Piel Seca. Es opaca, fina y suele generar sensación de tirantez. Carente de agua y oleosidad, es una piel propensa a las arrugas o líneas de expresión.
  • Piel mixta. Es una combinación de diferentes tipos de piel. La zona T (mentón, nariz y frente) suele ser oleosa y presentar granitos y poros dilatados, mientras que el resto de la cara, suele poseer rasgos de piel seca o normal.

Una vez que hayas identificado tu tipo de piel, estarás listo para comenzar con los tratamientos naturales.

Puedes realizar estos tratamientos una o dos veces por semana. Tu piel te lo agradecerá.

 Tratamientos naturales para piel normal.

La piel normal no necesita combatir ningún signo graso ni de envejecimiento. Sin embargo, para prolongar este tipo de piel saludable, es recomendable nutrirla e hidratarla periódicamente.

  • Licuar una manzana y esparcir la mezcla por el rostro. Dejar actuar 10 minutos y enjuagar con abundante agua.
  • Licuar un pepino e introducirlo en una taza de leche. Mezclar hasta obtener una verdadera leche de pepinos. Distribuir en todo el rostro con pincel o algodón y dejar actuar durante 10 minutos. Enjuagar con abundante agua.

Tratamientos naturales para piel grasa.

La piel grasa presenta granitos, poros dilatados y puntos negros que serán convenientes combatir para transformarla en una piel saludable, libre de imperfecciones.

  • Licuar pepino y adherirle el zumo de dos limones. Distribuir la pasta obtenida por todo el rostro y dejar actuar durante 20 minutos. Retirar con agua.
  • Mezclar una cucharada de yogurt natural con una cucharada de zumo de limón y una cucharada de zumo de toronja. Aplicar sobre el rostro y dejar actuar 10 minutos. Enjuagar.

Tratamientos naturales para piel seca.

La piel seca suele ser delgada, quebradiza y presentar tendencia a arrugas o líneas de expresión. Para combatir la sequedad de tu piel, nada mejor que los tratamientos hidratantes, humectantes y anti edad.

  • Mezclar una cucharada de aceite de oliva con una yema de huevo batida. Esparcir sobre el rostro y dejar actuar durante 10 minutos. Retirar con agua tibia.
  • Mezclar una cucharada de germen de trigo con una de aceite de oliva. Distribuir por el rostro realizando masajes circulares ascendentes. Dejar actuar 10 minutos. Retirar con abundante agua templada.

 Tratamientos naturales para piel mixta.

Las pieles mixtas presentan oleosidad en algunas partes del rostro y  sequedad en zonas como contorno de ojos y mejillas. Para transformar la piel mixta en piel normal, deberás hidratarla y nutrirla, evitando los productos oleosos.

  • Mezclar una cucharada de avena con una clara de huevo batida y el zumo de un limón.  Cuando se convierta en una pasta cremosa, distribuir por todo el rostro. Dejar actuar 15 minutos y enjuagar con abundante agua.
  • Mezclar una cucharada de avena con una de miel y el zumo de un limón. Esparcir por el rostro limpio y dejar actuar durante 15 minutos. Enjuagar con agua fría.

Ya no tienes excusas para que tu piel se vea jovial y saludable. Realiza los tratamientos de acuerdo a tu tipo de piel, una o dos veces a la semana y en poco tiempo, podrás ver los resultados.


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement