Cuatro preguntas antes de comprar maquinas de fitness

Ya que la cantidad de equipamiento de fitness existente en el mercado es literalmente enorme, elegir la máquina apropiada para ti puede ser un desafío descomunal. Así que para ayudarte a tomar la decisión correcta a continuación hay unas cuantas preguntas que deberías hacerte antes de comprar.

¿Necesito esta pieza de equipamiento?

Primero lo primero, comprar un aparato de ejercicios nunca es garantía de que lo utilizarás. Una de las principales cosas a examinar son tus objetivos y la seriedad con que te tomes esos objetivos.

– ¿quieres bajar la panza?
– ¿te gustaría tener bíceps más grandes o ganar masa muscular?
– ¿disfrutas correr o andar en bici?

Entonces, a partir de las respuestas a estas y a otras preguntas que te hagas saldrá la respuesta. Si ganar masa muscular es tu objetivo probablemente te convenga saltearte la cinta de correr y pensar más en una multiestación por ejemplo, o un set de barras, discos y mancuernas.

¿Puedo pagarla?

Un error común es creer que si compras algo costoso eso te hará utilizarlo más. Esto no es cierto en absoluto. Seguramente, la utilizarás más al principio, pero tan pronto se le vaya lo nuevo tiene las mismas posibilidades de quedar como un perchero costoso.

En cuanto a la calidad, en general a mayor calidad mayor será el costo y mas características serán a las que tienes acceso. Si nuevo es algo que no está en tu presupuesto, usado y de muy buena calidad y estado tampoco hace daño como opción.

Lo que sea que elijas asegúrate de que se ajusta a tus objetivos. Si la usas y ves resultados entonces en el largo plazo habrá sido una buena inversión.

¿Tengo suficiente espacio?

Considerar cuánto espacio hay disponible en tu casa a menudo es algo subestimado. Tampoco hay que hacer muchas medidas ni utilizar un programa de diseño de interiores para determinar el espacio. Simplemente considera el lugar en donde piensas utilizar tu nueva máquina y que tenga las medidas para entrar en ese ambiente sin que te estés chocando con otras cosas. Si te encuentras incómodo esa es una contra que a la larga se volverá una buena excusa.

¿Es segura para ti?

Siempre asegúrate de consultar con tu médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. También asegúrate de que la maquina de fitness que te interese sea segura para ti. Si tienes problemas de articulaciones en la rodilla no te compres una cinta de correr. Si te duele la espalda tal vez una bicicleta de spinning no sea lo mejor y así. Probar la maquina que se ajuste a tus objetivos antes de comprar es una prioridad.

Nunca compres una maquina de fitness por impulso Asegúrate de investigar debidamente así consigues lo mejor y que se ajuste a tus necesidades.


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement