Diez maneras de motivarte con tu entrenamiento

Muchas veces la rutina de ejercicios nos lleva al aburrimiento, y muchos aprovechan la “oportunidad” para dejar de hacerlo simplemente porque se acabaron las opciones.
Sin embargo siempre hay otras opciones, aquí te mostraré algunas maneras de seguir divirtiéndote con el ejercicio…

1. Cambia tu ambiente

Si te gusta salir a correr cambia tu recorrido, si haces ciclismo de ruta prueba el mountain bike, si te ejercitas en casa hazlo ahora en el gimnasio, o a la inversa. O también podrías cambiar totalmente de actividad, la natación es una alternativa, pilates otra, spinning, treking, la lista continúa, hasta cambiar de club o de gimnasio es algo válido para que sigamos camino hacia nuestra mejor versión de nosotros mismos.

2. Contrata un entrenador personal

Una buena manera de reactivar tu régimen de ejercicios podría ser contratar un personal trainer. Un entrenador puede diseñar ejercicios de calidad para ti y ayudarte a alcanzar tus objetivos más rápido. Los entrenadores personales también pueden darte una gran dosis de entusiasmo y llevar tu motivación hasta el techo.

3. La música, un gran aliado

Todo lo que estimule nuestra motivación es válido. Uno de estos recursos es la música, pero no cualquier música, hablo de esos temas que para uno tienen una carga emocional muy grande y nos llenan de energía. Para mi por ejemplo no es lo mismo salir a correr con o sin música. Simplemente no puedo recorrer largas distancias sin auriculares, es lo que me estimula, y lo que de alguna manera me ayuda a entrenar, y me aprovecho de eso…

4. Cambia tus ejercicios y programa

Existen cientos, sino miles de ejercicios de los que podemos beneficiarnos, algunos obviamente mejores que otros. Intenta organizar tus entrenamientos con distintos ejercicios en cada sesión. Días de cardio distintos de los de pesas o, si ya lo haces así prueba pesas y luego cardio durante la misma sesión.

5. Nuevos objetivos

¿Tienes objetivos para tu programa de ejercicios? ¿Qué tal conseguir un porcentaje de grasa corporal del x % dentro de 6 semanas? ¿O qué tal ganar unos cuantos kilos de músculo en tres meses? También podrías mejorar tus tiempos en los 10 kilometros, o prepararte para una maratón 10k. Consigue motivación con un nuevo objetivo, proponte algo realista pero a la vez desafiante.

6. Entrena con un compañero

En lo personal sólo ocasionalmente me gusta entrenar con un compañero. Sin embargo, si encuentras alguien que tenga tus mismos objetivos y el mismo compromiso ambos pueden beneficiarse de entrenarse uno a la par del otro. No necesariamente tienen que ser amigos, pueden ser colegas, compañeros de trabajo, etc. Lo que importa es que ambos tenga el mismo compromiso. Simplemente cuida de no socializar en detrimento de tus sesiones de ejercicio. Si ambos buscan superarse, un compañero es un excelente aliado

7. Escoge un deporte

Existen tantos deportes que tal vez si pruebas alguno descubras tu verdadera pasión. Tenis, voley, basquet, futbol, ciclismo, escalar, snowboard, simplemente existen tantos que no se pueden nombrar. Tu entusiasmo puede acelerarse si encuentras el deporte adecuado para ti.

8. Cómprate ropa nueva

Por alguna razón nos sentimos renovados si nos compramos un nuevo par de zapatillas o ropa. No podemos esperar para utilizarla en nuestro próximo entrenamiento, y esa sensación nos llena de alegría y entusiasmo. Es una especie de “si nos vemos bien, nos sentimos mejor”… y para muchos funciona

9. Tómate unos días

Debo admitir que me cuesta mucho dejar de entrenarme, pero luego de períodos de entrenamiento intensos (3 o 6 meses por ejemplo) los 10 días que me doy de descanso son la mejor manera de recuperarme y recargarme de energía para empezar todo otra vez. Uno de los primeros síntomas del sobreentrenamiento es la falta de entusiasmo por la rutina de ejercicios, simplemente te aburre y encuentras que hacer ejercicio es más una obligación que una actividad divertida y saludable. Tómate tu tiempo y no te sientas culpable al hacerlo. Si incorporas una semana o diez días de descanso como parte de tu programa de ejercicios encontrarás que tu motivación luego de tomarte unas pequeñas vacaciones es totalmente diferente a cómo la dejaste cuando todavía te entrenabas.

10. Prueba nuevas actividades

Tal vez, como una forma de variar podrías probrar clases de aerobics, o de boxeo, o incorporal el baile como parte de tu rutina, un campamento de ejercicios, clases de taekwondo o kickboxing. A muchas personas les gusta y se motivan al entrenarse en grupos o con otras personas.

Tu Cuerpo Ideal | Ejercicios para quemar grasas


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement