Dos preocupaciones comunes con relación a las tablas de inversión

Las tablas de inversión eran un accesorio muy popular en los 80 pero luego perdieron protagonismo cediendo lugar a nuevos tratamientos para aliviar el dolor de espalda. Sin embargo en la actualidad han resurgido y nuevamente son un tratamiento muy popular para el dolor de espalda.

A pesar del esceptimismo de muchos no se puede ignorar la cantidad de testimonios de personas que sostienen que han reducido y hasta incluso eliminado dolores de espalda. Y no solo la tabla de inversión ayuda a aliviar dolor de espalda, pero también se ha reportado menos estrés en las articulaciones, mejoras en la postura, fortalecimiento de los músculos abdominales y por supuesto todos los demás beneficios que cualquier ejercicio le da al cuerpo.

Sin embargo, a pesar de todos los beneficios que este tipo de tablas promueven, muchas personas todavía se encuentran reacias a su uso. En este artículo veremos esas preocupaciones comunes y las soluciones o alcaraciones correspondientes.

Miedo de caerte

Si vas a estar en posición de cabeza abajo o muy cerca de esa posición en un aparato extraño el temor es entendible. Sin embargo, con las nuevas tablas de inversión realmente no hay muchos fundamentos para este temor. Busca tablas de inversión de buena marca, de buena calidad y que soporten tu peso así este tipo de preocupación desaparece.

Cuando te subas a la tabla, o más bien un momento antes de subirte, asegúrate de que todo está en su lugar, y luego cuando te subas asegura bien tu cuerpo a la tabla. Los diseños están específicamente preparados para sostenerte cabeza abajo, así que si te ajustas como corresponde realmente no hay riesgos de que puedas caerte.

Temor al mareo

Otra preocupación común es el miedo a estar en posición invertida porque eso puede ocasionar nauseas o mareos, y algunos hasta temen por un desmayo. Ahora bien, no esperes ponerte cabeza abajo a la primera que te subes. Todas las recomendaciones te pedirán lo mismo: que comiences a invertirte lentamente a lo largo de varias sesiones. En la medida que te vayas acostumbrando a cierta inclinación entonces puedes incrementar el ángulo hasta que encuentres uno que funcione de la mejor manera para ti.

Muchas personas comienza solo con un ángulo invertido de 15 o 20 grados, y luego comienzan a incrementar ese ángulo en la medida que uno se va a costumbrando.

Lo importante es que si piensas comprarte una tabla de inversión que siempre apuntes a lo máximo de calidad disponible, buenas garantías y hasta políticas de devolución del dinero en caso de que no funcionen como uno espera que lo hagan. De cualquier manera pienso que si uno padece dolores de espalda no puede desconocer el enorme número de testimonios que sostienen que las tablas alivian esos dolores. Quién sabe, tal vez encuentres la solución y el alivio que estás necesitando, y que puedas aliviarlo en tu propia casa.

Fitness Store | Tablas de inversión


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement