El funcionamiento de las plataformas vibratorias

Convengamos algo, no todo el mundo quiere pasarse una hora entrenando todos los días. Hacerlo implica una responsabilidad y un estrés que no desean tener en sus vidas. Todo lo que quieren es pasar tiempo de calidad con uno mismo, haciendo las cosas que les gusta hacer o con la familia, pareja o amigos. Pero ¿no te estás perdiendo algo? ¿y qué pasa con tu rutina de ejercicios? ¿tienes alguna? Y si la tienes ¿eres dedicado o siempre estás luchando con el tiempo y los horarios? La verdad es que para muchos el estilo de vida moderno no nos deja mucho tiempo para estar en forma, además de que no queremos pasarnos demasiado tiempo poniéndonos en forma.

Las buenas noticias son que hace unos cuantos años ya que está entre nosotros una manera revolucionaria de ejercitarnos. A esta forma de ejercicio se las conoce como plataformas vibratorias, cuyo concepto básico de ejercicio se basa en su habilidad para ejercitar los músculos, quemar o eliminar la grasa corporal y obtener un cuerpo mucho más tonificado en una fracción de tiempo y sin siquiera transpirar. Los sesenta minutos que usualmente se utilizan para entrenar se reducen a diez minutos obteniendo resultados similares. De hecho esta manera de entrenar en plataformas vibratorias es utilizada actualmente en el entrenamiento de los deportistas de elite y las grandes figuras del mundo del espectáculo.

La acción de la máquina sobre tu cuerpo se ejerce por medio de vibraciones específicas que van en diferentes direcciones y que trabajan los músculos, algunos de los cuales no pueden ser alcanzados por el entrenamiento tradicional. El diseño de las plataformas vibratorias es tal que con solo colocar tu cuerpo en diferentes posiciones se ejercitan diferentes partes del mismo. Pero incuso puedes llevar el entrenamiento a otro nivel entrenandote con mancuernas o bandas de resistencia elásticas sobre la plataforma. Incluso puedes practicar movimientos específicos del deporte que practicas para mejorar tu desempeño. Así lo hacen los tenistas, los golfistas, los basketbolistas y los jugadores de fútbol por ejemplo.

Luego, al considerar comprarte tu plataforma vibratoria deberías tener en cuenta los siguientes puntos:

– Amplitud de la plataforma.

Busca que la plataforma sea tan amplia como tu presupuesto te lo permita. Una plataforma sobre la cual apoyarte que tenga buen espacio te dejará entrenar con una amplitud de ejercicios.

– Vibraciones.

La plataforma vibratoria tiene que poseer vibraciones horizontales y verticales y con un buen rango de frecuencia para así conseguir lo mejor de su uso. Baja frecuencia te permitirá utilizarla a la manera de un masaje o de rehabilitación de lesiones. Frecuencias más altas te permitirán entrenar a un mayor nivel de intensidad dependiendo de tu actual estado físico.

– Peso.

El peso que soporte tu plataforma vibratoria es fundamental porque de otro modo si te excedes en el peso no conseguirás todo lo eficiente del ejercicio o bien correrás el riesgo de forzar el motor y tirar por la borda toda la inversión de un aparato que no es económico.

Todos estos aspectos positivos de las plataformas vibratorias la convierten en una opción que personalmente uso siempre que puedo y que potencia mis esfuerzos en el gimnasio.


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement