Plantago Ovata, Un Poderoso Aliado de la Salud Intestinal

Mantener una buena alimentación es imprescindible para alcanzar la salud y el bienestar, especialmente, de los órganos que están vinculados con el proceso digestivo. Sin embargo, la mayoría de las personas no sostienen hábitos alimentarios positivos que les ayude a evitar las innumerables enfermedades que se desencadenan por esta triste situación.

La ingesta excesiva de proteína animal, alimentos grasos y refinados, que fueron sometidos a un proceso en el que se les ha removido las vitaminas, los minerales, los aceites (como la lecitina) y la fibra, causan un deterioro significativo y constante en el funcionamiento de los intestinos. En consecuencia, se presentan casos como la colitis nerviosa o colon irritable.

Por otro lado, hay algunas creencias que, a pesar de los avances que ha tenido la medicina, aún se mantienen en la sociedad y que no generan ningún beneficio. Por ejemplo, quitar las semillas de las frutas o colar los jugos por miedo a que esto aumente las probabilidades de que aparezca una apendicitis.

Afortunadamente, ese argumento que ha pasado de generación en generación, se trata de un mito que ha permanecido por muchísimos años entre la gente. La cáscara de las semillas contiene ácidos grasos esenciales, proteínas o aminoácidos, almidones o azucares, fibra, lignanos (sustancias antioxidantes y anti-cancerígenas) y ligninas (moléculas de fibra).

En este sentido, eliminar estas pequeñas fuente de salud de los frutos solo implica dejar de ingerir celulosa y peptina, que se encargan de arrastrar las toxinas, disolver los cálculos biliares, bajar el colesterol y facilitar la evacuación. El cuerpo pierde una oportunidad de ser más saludable cada vez que desecha las semillas.

Pero ¿Hay posibilidades de tener un colon realmente sano, sin estreñimiento, pólipos, cáncer, diarrea, distención abdominal, reflujo, gastritis, colitis ulcerativa y otras molestias que deterioran la calidad de vida de cualquier individuo? La respuesta, una vez más, la ofrece la naturaleza: el Plantagoovata, fibra de la cáscara de la semilla hindú.

La cubierta de estas semillas es una fuente maravillosa de fibra dietética. Por lo general, en el mercado se consigue pulverizada y se utiliza para regular la función digestiva. Por lo tanto, sirve para tratar la diarrea o el estreñimiento; limpiar el tracto digestivo; saciar el apetito, gracias al poder los mucílagos que generan sensación de saciedad; complementa programas de adelgazamiento y desintoxicación; y se integra con facilidad a dietas pobres en fibra.

Y por si esto fuera poco, las cascarillas también sirven para favorecer la excreción de la grasa acumulada en el intestino, reducir la azúcar en la sangre, disminuir los niveles de colesterol y para tratar la diverticulitis, las hemorroides y el Síndrome del Intestino Irritable (SII).

Antes de consumir este producto, procure consultarle a un especialista que le oriente sobre la forma correcta de ingerirlo y le recomiende una dieta balanceada que incremente las ventajas de este maravilloso elemento.




CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement