Por qué deberías subirte a una cinta de correr

Si hay una pieza o máquina de fitness que lleva la delantera en ventas, esa es la cinta de correr. Y si vas a un gimnasio es la reina de las máquinas de cardio, un gimnasio grande las tiene en hileras e hileras y es por una razón, todo el mundo las usa. Pero si necesitas más razones para subirte a una cinta aquí te dejo otras más para que pienses seriamente en tener una en casa.

– Una cinta de correr en casa te permite ejercitarte a la hora que quieras. Quien sale a correr a menudo queda limitado por el tiempo o el clima, pero sobre una cinta de correr incluso puedes correr a la medianoche o si está nevando o lloviendo.

– Es una máquina de cardio, por lo tanto mejorará la salud de tu corazón y pulmones, además de que al ser un ejercicio de cardio se utilizará la grasa como principal combustible. Caminar o correr en una cinta puede mejorar la circulación de la sangre, acelerar el metabolismo y poner tu peso en números saludables.

– Si te ejercitas al menos 3 o 4 veces a la semana te sentirás con mucha más energía.

– La variedad de cintas de correr actuales es enorme, y el rango de precios también así que lo más seguro es que encuentres una que se ajuste a tus necesidades y presupuesto.

– Se trata de una máquina de ejercicios para bajar de peso. Caminar, hacer jogging o correr quema muchas calorías por minuto de ejercicio. Si te ejercitas todos los días con rutinas variadas y cuidas la comida tienes posibilidades de adelgazar de medio kilo a un kilo por semana, lo que tiene un potencial enorme. Piénsalo así, en un mes pierdes 4 kilos, en dos meses 8 kilos y en seis meses puedes perder la increíble suma de 24 kilos, si eres constante y te cuidas.

– Con una cinta de correr mejorará tu fuerza, tu resistencia y la capacidad aeróbica, o sea que mejorará tu estado físico además de tu peso.

– Comprar una cinta de correr o cualquier otra máquina para entrenar en casa es una inversión porque no tienes que pagar membresías, ni viajes no gastos asociados a ir a un gimnasio.

– Ejercitarte en una cinta de correr no resiente tus articulaciones. Los modelos actuales poseen superficies de absorción de impacto que las convierten en opciones más suaves que el pavimento.

Otras ventajas es que puedes ajustar la velocidad y la inclinación, además de monitorear las calorías consumidas, el tiempo y tu ritmo cardiaco entre otras cosas. Así que como ves, una cinta de andar es una excelente alternativa si lo que estás buscando es una manera de entrenar en tu casa, mejorar tu estado físico y tu peso.


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement