Respira y sé feliz

Las técnicas de respiración son el paso inicial para lograr una correcta relajación y aprender a meditar. Descubre algunas de las técnicas efectivas. Respira y sé feliz.

Al respirar, logramos oxigenar nuestro cuerpo en su totalidad. Sin la respiración, no existiría la vida. Pero así como al caminar, algunas personas lo hacen de forma erguida, otras presentan la espalda curva, otras dan largos pasos y otras, realizan pasos cortos, la respiración funciona de diferentes maneras para cada persona en particular. Esta forma particular de respirar, podrá ser entrenada y dirigida, para lograr que nuestro cuerpo y mente, respondan de diferentes maneras.

En este artículo, descubrirás diversas técnicas de respiración. Esto te ayudará a relajarte de forma efectiva, cada vez que tu cuerpo o mente lo necesiten.

Muchas disciplinas, como el yoga, utilizan la respiración, como un canal de energía al cerebro y al resto del cuerpo. Se trata de respiraciones conscientes, capaces de calmar nuestro ser y revitalizarlo.

Los expertos dicen, que la respiración abdominal es la clave para conseguir dominar cada una de las técnicas. Para ello, deberás comenzar por realizar un ejercicio muy sencillo.

Respiración abdominal

  • Recuéstate en un lugar cómodo y tranquilo.
  • Coloca un libro sobre tu abdomen.
  • Cierra los ojos.
  • Inspira, sintiendo como se expande tu abdomen y el libro que colocaste sobre él, se eleva.
  • Expira, sintiendo como de desinfla tu abdomen, sintiendo como el libro que colocaste sobre él, desciende.

Generalmente, nuestra respiración suele ser toráxica. Por lo que en principio, cuesta trasladar el aire a nuestro abdomen. Por eso es fundamental, que el primer ejercicio de respiración que realices, sea el del libro, para aprender la técnica de respiración abdominal correctamente.

Una vez dominada esta técnica (no te desanimes, es muy sencillo), podrás continuar con cada una de las técnicas que se presentan a continuación y disfrutar los beneficios de la respiración consciente.

Libera las tensiones acumuladas en la espalda

  • Siéntate en el suelo, con la espalda erguida y las piernas en posición de loto o bien, acuéstate boca arriba con las manos sobre tu abdomen y cierra los ojos.
  • Inspira suave y profundamente por la nariz, concentrándote en que tu abdomen se expanda, y las manos se eleven junto con él.
  • Cuando tu abdomen se llene de aire, retén ese aire antes de exhalar.
  • Luego exhala por la nariz, lentamente. Siente como tu espalda y brazos se liberan de toda tensión.
  • Repite 10 veces.

Respiración purificante

  • Colócate de pie, con los pies separados a la altura de los hombros. Cierra los ojos.
  • Inspira lentamente por la nariz.
  • Retén el aire durante unos 5 segundos.
  • Expira por la boca, largando en aire en pequeños soplidos, como si estuvieses silbando.
  • Repite 5 veces.

Respiración liberadora

  • De pie, con las manos sobre las rodillas un poco flexionadas. La espalda debe estar relajada.
  • Inhala profundamente por la nariz.
  • Al exhalar, expira por la boca como si fueses a toser, eliminando todo lo que te hace daño mental y físicamente.
  • Repite 5 veces.

Puedes practicar estas respiraciones, cada vez que lo necesites. Intenta ahora mismo, la técnica de respiración que se adapte a tus necesidades y comprueba sus beneficios.

Respira y sé feliz.


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement