Saltearse una comida para bajar de peso ¿en serio?

Muchos piensan que saltearse una comida para perder peso es un recurso efectivo. Pero la verdad es que en la mayoría de los casos hará lo opuesto, te detendrá de bajar de peso, te hará tener más hambre, llevará a comer cosas que no debes, afectará tu humor y mucho más.

Las personas piensan que están cortando su cantidad de calorías salteándose una comida pero el problema es que terminarás más hambrienta de lo usual y para la próxima comida comerás por la comida que no tuviste e incluso más.

Otro gran problema con esto es que pasar hambre te pone en una situación peligrosa en la que comes cualquier cosa menos algo saludable, llevandote a ganancias de peso o al fracaso en tu programa para adelgazar. En el largo plazo, saltearse las comidas es lo mismo que sabotearse a uno mismo, es una conducta de ese tipo. En todo caso lo mejor que puedes hacer es comer cada tres horas porciones más pequeñas para no sentir hambre, acelerar el metabolismoy de paso potenciar la pérdida de peso.

A propósito de lo anterior, lo que sucede con saltearse una comida es que se desacelera el metabolismo, y eso es lo último que quieres que pase. El cuerpo humano es muy astuto, y tiene mecanismos de alerta cuando la comida escasea. Entonces, su respuesta natural es ponerse en modo de acumulación de energía, lo que es lo mismo decir que comenzará a acumular tanta comida bajo la forma de grasa como le sea posible. Pero no solo es que acumulará grasa, sino que también retendrá la que ya tiene. Por lo tanto, y como puedes verlo, no hay nada bueno en dejar de comer, definitivamente esa no es la manera de lograrlo.

Y como si todo esto fuera poco, no comer alterará tu estado anímico. Estas son alguna de las cosas que suceden cuando  dejas de comer: te sientes irritado o irritada, surge la frustración, la ira y la ansiedad. Tu cerebro también necesita combustible y cuando hay escasés no funciona correctamente, y surgen todos estos estados anímicos, además de poca lucidez y capacidad de reacción.

La moral de esta historia es que nunca, pero nunca deberías saltearte una comida. Espero que todas las razones mencionadas arriba te den una perspectiva diferente.

Puesto simple, para bajar de peso tienes que acelerar tu metabolismo con comidas frecuentes  pero también con el ejercicio. Y si quieres el máximo de resultados en el menor tiempo posible prueba los intervalos en varios aparatos de fitness. Una cinta de correr, un aparato de remos, una bicicleta elíptica o una bicicleta estática pueden servir para tal propósito.


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement