¿Sirve el entrenamiento en plataformas vibratorias?

Como persona que hace ejercicio uno siempre debería apuntar a incorporar los métodos de entrenamiento más efectivos posibles dentro de su programa de ejercicio integral. Esto quiere decir utilizar el equipamiento y técnicas tradicionales tanto como los alternativos que se han comprobado que funcionan, no las modas pasajeras que sólo nos adelgazan la billetera. Bueno, entre esos métodos alternativos (que ya tiene más de cincuenta años entre nosotros) se encuentran las plataformas vobratorias.

El entrenamiento por vibraciones se destaca por incrementar la frecuencia en la que los músculos se contraen. Sobre la plataforma tus músculos se contraerán entre 30 y 50 veces por segundo, lo que a su vez incrementa la intenisdad del entrenamiento. Estudios han demostrado que el ejercicio convencional utiliza aproximadamente el 40% de los músculos utilizados, mientras que el entrenamiento en plataformas vibratorias involucran aproximadamente el 97% por contracciones musculares involuntarias.

Hay una amplia variedad de ejercicios que puedes hacer sobre la plataforma vibratoria, tanto para tu tren superior como para tu tren inferior. Ejercicios o posiciones simples como la plancha y las sentadillas, si se hacen sobre una plataforma pueden volverse muy intensas y eficientes.

El entrenamiento en plataformas está comprobado que pueden ser una herramienta importante para incrementar la fuerza, la flexibilidad y el equilibrio. Pero otros beneficios que también posee son la optimización en la recuperación de lesiones, mejora la densidad ósea y su capacidad mecánica, te dará mayor flexibilidad, fuerza y liberación de hormonas, mejorará tus capacidades motoras, reducirá la apariencia de la celulitis y mejorará la circulación sanguínea.

Con tantos beneficios uno a veces pareciera que está vendiendo un milagro. Pero la pregunta real es hasta que punto es tan buena una plataforma y si puede reemplazar al entrenamiento tradicional. Algunos sostienen que diez minutos (lo que sería un entrenamiento típico sobre una plataforma) equivale a 40 minutos de entrenamiento convencional. Ciertamente estas plataformas son así de maravillosas y eficientes, PERO para potenciar y experimentar los magníficos resultados que prometen, el entrenamiento de vibraciones debería utilizarse como un complemento más que como un reemplazo.

Es por ello que es necesario utilizar varias formas de entrenamiento y siempre tratar de mejorar nuestros programas. Entonces, si a tus sesiones de pesas día por medio y a tus sesiones de cardio de día por medio le agregas 10 minutos de ejercicio sobre una plataforma vibratoria, creo que puedes conseguir lo mejor de los dos mundos, pero traducido a resultados en tu cuerpo.

Fitness Store | Plataformas vibratorias


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement