Tomando el control de tu peso

Tomando el control de tu peso

Si te digo que para adelgazar necesitas dieta y ejercicio seguramente no estaré haciendo el último descubrimiento. Pero si hay algo que a menudo olvidamos es la responsabilidad que tenemos de nuestras acciones. Recordárnoslo incluye que seamos más conscientes de:

La manera en que comemos
Si nos ejercitamos o no
Qué tan sano es nuestro estilo y calidad de vida

Tú estás en control de tu peso. Incluso si tu cuerpo no cumple con tus demandas (un abdomen marcado, todo tonificado, etc) aún así puedes controlar muchos factores relacionados con tener un cuerpo saludable.

Existen muchos expertos en adelgazar, pero una vez que te informas sobre lo que tienes que hacer, nadie trabajará más duro que tu, ni tienen por qué hacerlo. Una vez que sabes lo que tienes que hacer, usualmente lo mejor es hacerlo. Asumo que eres lo suficientemente listo(a) para saber lo básico verdad?

– Frutas y verduras, carnes magras, granso enteros, grasas no saturadas y agua.
– Sabes que las grasas trans y los alimentos procesados, o saltearte las comidas y muchas sodas o gaseosas no son para nada buenas.
– Sabes que deberías ejercitarte al menos 30 minutos cada día y que si no puedes que de todos modos deberías hacer lo que puedas. Algo es mejor que nada
– Los ejercicios de fuerza son importantes para ganar tejido muscular y fortalecer los huesos, además de que ayudan a bajar de peso.

En fin, tu sabes lo que tienes que hacer ¿verdad? No hay razón para no comenzar hoy mismo saliendo a caminar, hacer algunas sentadillas o incluso beber un vaso de agua. Cuando confrontes un par de piezas de fruta con un hot dog y un paquete de chips, sabes lo que tienes que elegir ¿verdad? Si tan sólo pudieras hacer alguna elección saludable cada día, definitivamente estarías en camino a una mejor salud y también hacia adelgazar. Y si hoy hiciste una buena elección, mañana puedes hacer dos elecciones buenas. No tienes que ser un experto para saber eso ¿o si?

No dejes que las tentaciones te controlen ¡tú estás a cargo!

Tomar control de tu salud y tu estado físico es tomar total responsabilidad de lo que haces, y de lo que no haces. La culpa de que no te ejercites no es de otro. Nadie tiene la culpa de que no puedas encajar en tu agenda el tiempo para cuidar de tu cuerpo. Culpar a otros por lo que haces es una manera segura de permanecer tal y como estas, y no creas que si tienes sobrepeso o te quedas sin aire con sólo subir unas escaleras estás bien. Toma control de tu salud y sé el primero en asumir que nadie más que tu cuidará tanto tu cuerpo como tu.


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement