Tres errores a evitar a la hora de comprar una cinta

Una cinta de correr es de las mejores maneras de ponerse en forma, bajar de peso y conseguir una mejor versión de uno mismo. Por supuesto que hay un montón de opciones allí afuera, de hecho hay más modelos que nunca. Pero desafortunadamente algunas personas, en sus deseos por ahorrarse unos billetes comenten errores al momento de elegir. Estos definitivamente son tres errores que deberías evitar con total confianza cuando estés en la búsqueda de tu cinta de correr.

1. Evita comprar solo con el consejo de un amigo

A menos que tengas un amigo que sea entrenador personal o profesional del fitness, realmente no es el mejor consejo que puedes tomar como fundamento para tu compra. Es más, ni siquiera tomaría el consejo de vendedores algunas veces. Que alguien sea amante de las cintas no significa que te dará el mejor de los consejos.

Para comenzar toma siempre como base tus necesidades. Por ejemplo si tu amigo utiliza una cinta para caminar tres veces a la semana y solo la usa para caminatas ligeras tranquilamente podría elegirse una cinta de las más económicas. Pero probablemente tu quieres comprar algo para correr todos los días y tu pareja también pretende utilizarla para lo mismo. En este caso obviamente necesitarás algo más resistente, que absorba mejor los impactos y que tenga un buen motor con mucha vida útil.

Mi consejo: escucha con atención a tu amigo, pero investiga con mayor profundidad cuáles son las opciones con las que cuentas, y elige algo que se ajuste a tus necesidades específicas y tu estado físico y características específicas.

2. Comprar usado

Mientras que a veces comprar usado puede ser una increíble opción, en cuanto a cintas de correr se refiere hay muchos riesgos que correrás. Antes que nada no sabes las razones por las que el dueño la vende, y lo que te dicen no siempre es acertado.

Por otro lado no puedes saber a ciencia cierta cuánto uso ha tenido la cinta de correr. Puede que el motor, o la cinta estén en su último tiempo de vida útil. Pero incluso si nunca se ha usado, si no se han tenido los mínimos cuidados algunas piezas pueden haberse deteriorado.

Como último motivo, no contarás con ningún tipo de garantía si la compra no resultó lo que esperabas.

¿Solución? Mira las opciones, realmente hay muchas y el abanico de precios es bastante amplio. Asegúrate una buena garantía y ten la certeza de lo que estás comprando.

3. Dejarte llevar por ofertas y por accesorios llamativos.

Las buenas noticias son que cada vez más las cintas mejoran su calidad. Hay opciones más resistentes en la medida que la competencia es cada vez más grande.

Sin embargo no caigas en el truco de características que llaman la atención, displays con luces, la posibilidad de conectar un mp3 player, etc. Básicamente lo que importa es una cinta amplia, un aparato cómodo y un buen motor. Todo lo demás, si puedes pagarlo y te gusta entonces págalo con gusto. Pero tienes que saber que no hace falta. Busca lo resistente, lo cómodo y lo duradero. Esas son las características que debería tener tu cinta.

Busca lo básico, lo esencial y lo demás solamente si tu bolsillo lo permite.

Fitness Store | Cintas de correr


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement