Tu tiempo en el gimnasio, cuando menos es más

¿No te pasa que cuando vas al gimnasio ves a personas que están ejercitándose antes que llegues, y te vas y siguen allí? Luego de tantos años yendo al gimnasio he visto a innumerables personas que se pasan horas entrenando, en la cinta de correr o donde sea sólo para quemar unas cuantas calorías. Y no sólo que no pierden el peso que les gustaría perder, sino que tampoco logran ponerse en forma. Utilizando los mismos aparatos una y otra vez sólo puede llevarte a un estancamiento crónico tanto en tus niveles de estado físico como a una inconsistente tonificación a lo largo del cuerpo.

¿Te sientes de esta manera, atrapado en tus entrenamientos? Estas son algunas de las razones por las que tal vez quieras repensar tus ejercicios:

. No quemas suficientes calorías. 45 minutos en la cinta pueden quemar 300 calorías aproximadamente. Pero ten en cuenta que para perder medio kilo de grasa corporal necesitarás quemar 4500 calorías. Entonces deberás ayudarte un poco con la comida, reduciéndolas o cambiando el tipo de alimentos que consumes o ambos. ¿La solución? Agrégale intensidad, desafíate con tus ejercicios. No te entrenes constantemente a la misma intensidad. Y obviamente, cuida la comida. Hasta el día de hoy no existe un ejercicio que sea tan efectivo que puedas comer lo que te de la gana y estar delgado, marcado y en forma.

. Mal aprovechamiento del tiempo. Si eres como la mayoría de las personas, no querrás pasarte horas y horas entrenando. Si sólo tienes una hora al día o unas cinco o seis en la semana, entonces necesitarás asegurarte de utilizar el tiempo de la manera más eficiente posible. Los ejercicios por intervalos, han probado ser una alternativa eficaz para estos casos. Una sesión de 30 minutos puede tenerte todo el día quemando calorías en comparación con una hora de bicicleta fija. En tu entrenamiento con pesas, una sesión de 45 minutos con una rutina de cuerpo entero puede hacer maravillas por ti.

. No es estimulante. Un entrenamiento básico de cardio rápidamente puede convertirse más en una obligación que una manera divertida de estar sanos y en forma. Haz una hora en la cinta, en la elíptica o en el aparato que se te ocurra, hazlo por un tiempo y sabrás de lo que estoy hablando. Si te aburre el ejercicio que haces, una hora puede parecerte que son diez. Busca siempre ejercicios o maneras de entrenar que te mantengan motivado. Cambia tu entrenamiento cada dos o tres meses.

Lo que quiero señalar con estos puntos es que si tu cuerpo no muestra señales de progreso, si sientes que no quemas la suficiente cantidad de calorías, o si no estás consiguiendo la forma física que deseas, lo más probable es que hayas caído en el estancamiento y la costumbre. Un programa de ejercicios tiene que ser desafiante, tiene que ser motivante, y tiene que tener un cierto nivel de intensidad.

Ahora bien, la mejor manera de conseguir intensidad de tu entrenamiento es esforzándote. Si te esfuerzas y tratas de dar lo mejor de ti, entonces tu programa, cualquiera que sea, responderá a tus espectativas. En este artículo hice referencia al entrenamiento aeróbico por intervalos como una manera de aumentar la intensidad de tu entrenamiento ya que se trata de ejercicios que no llevan mucho tiempoo y son intensos.

Por otro lado, en el gimnasio, no te pases la mayor parte del tiempo descansando. Los descansos , dependiendo del objetivo pueden ser de 30, 45 o 60 o 90 segundos entre series. Hazlo y definitivamente aumentarás la eficacia del entrenamiento, la intensidad del mismo y manejarás el tiempo de manera más eficiente.

Por último haz la prueba durante un par de meses y luego me comentas, es importante que aprendas la verdadera manera sobre como hacer ejercicio y que la apliques y te beneficies de ella.

Tu Cuerpo Ideal | como hacer ejercicio


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement