Un cinturón abdominal ¿me pondrá en forma?

Nuestras vidas están cada vez a un ritmo más vertiginoso. Siempre estamos buscando lo que sea más rápido, lo que nos de los mejores resultados o lo que nos deje mejor tonificados. Si es rápido y sin esfuerzo entonces mucho mejor, pagamos el precio que sea.

Y en esa categoría, uno de los aparatos de moda que más aparece en el horizonte es el cinturón abdominal. Sí, el mismo que ves en las publicidades. Algunos sistemas incluso vienen con fajas que no solo nos permitirán ejercitar los abdominales sino que también podremos darle más tono a otros puntos débiles como los brazos, los muslos y en algunos modelos hasta los glúteos. Podemos decir que este tipo de aparatos provee un acondicionamiento más general ya que abarca más grupos musculares y áreas. Pero sea como sea muchos de estos accesorios utilizan el mismo principio para ejercitar nuestros músculos.

Un cinturón abdominal funciona enviando una señal eléctrica hacia los parches o hacia la superficie que intentamos mejorar. Estas señales eléctricas pueden diferir en potencia y el rango es muy amplio. Pero volviendo al tema esa señal hace que los músculos reaccionen y ocasiona una contracción, o más bien muchas contracciones en una cantidad de tiempo muy corta que usualmente se mide en segundos (20, 30, 50 contracciones por segundo en algunos casos).

Y son estas contracciones repetidas de nuestros músculos las que hacen que nuestros tejidos trabajen, lo que ayuda a que se tonifiquen. Por ahora recuerda esta palabra: “ayuden”. Volveremos a ello más adelante.

Si crees que un cinturón abdominal es todo lo que necesitas para estar tonificado entonces te recomiendo que ya mismo cierres este artículo porque te desilusionarás. Si piensas comprar este tipo de aparato es mejor que también pienses en otra manera de ejercitarte, como así también en una manera de comer acorde. Porque de otro modo solo será un gran gasto de dinero.

Pero no solo eso, si vas a comprar aparatos para tener tus músculos electroestimulados piensa en aparatos homologados que vengan con detalles de uso, con dietas, con programas de ejercicios, con indicaciones de cuál es el mejor método para sacar lo máximo de ese aparato, etc, etc.

Entonces, volviendo a la pregunta inicial de si un electroestimulador abdominal te pondrá en forma la respuesta es un rotundo no, si es que solo piensas utilizar este aparato y no hacer nada más. Por otro lado, si piensas utilizarlo como un complemento de alguna actividad de cardio por ejemplo y hasta de las pesas, MAS un plan de comidas acorde pienso que puedes obtener resultados significativos. Tienes que recordar esto: ningún aparato garantiza resultados, su uso junto a otras conductas acordes con tus objetivos es lo que te darán los resultados que deseas.


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement