¿Por Qué Superarse es tan Difícil?

Esta pregunta la recibo constantemente en mi correo y también en algunos comentarios del blog.

Y es una buena pregunta. Para responderla hay que entender la naturaleza de los hábitos. El ser humano es un ser de hábitos y todo el tiempo estamos construyendo nuevos hábitos y reforzando los viejos.

Desafortunadamente la mayoría de los hábitos que hemos venido desarrollando son negativos. Cada hábito negativo se convierte como un peso adicional a la mochila que vamos cargando. Si desarrollas un hábito negativo estás sumando un ladrillo en la mochila, lo que va a hacerte la carga más pesada.

Cuando estamos persiguiendo metas y luchamos por alcanzar nuestros sueños, estamos mirando hacia arriba. Estamos pisando el terreno de la Superación Personal y este es un camino ascendente. Es como escalar la cima de una montaña, pero imagina que llevas una mochila cargada con tus malos hábitos y estos te mantienen atado a tu estado actual, es decir que te impiden subir esa montaña.

Siguiendo con esta analogía, imaginemos que con cada buen hábito que desarrolles, le estás quitando un ladrillo a la mochila y por ende te estás haciendo más liviano, entre más liviano estés más fácil será subir esa enorme montaña que conduce al Éxito.

Esos malos hábitos, han ido tomando forma y han venido moldeando nuestra personalidad, y no son tan fáciles de eliminar.

¿Recuerdas la famosa parábola del trigo y la cizaña? Que para poder separar el trigo de la cizaña fue necesario dejarlos crecer para distinguirlos, de haber intentado separarlos en proceso de germinación se hubiera perdido la buena semilla. Lo mismo sucede con los hábitos, se arraigan con tanta facilidad a nuestra personalidad que es difícil distinguirlos y erradicarlos, pero en la medida que sembremos los buenos hábitos y estos empiecen a crecer, podremos discernir lo bueno de lo malo, entre la cizaña y el trigo. Luego empezar a eliminar la cizaña y poder recolectar el trigo que es el fruto de los buenos hábitos.

Así que no te preocupes, recuerda la canción Don’t Worry Be Happy cántala y mira hacia adelante, no importa cuanto pesa tu mochila, poco a poco te irás alivianando. Si estás leyendo esto es posible que ya hayas dado el primer paso, te has dado cuenta de que quieres superarte.

¡A lo mejor hoy le acabas de quitar un ladrillo a tu mochila!


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement