Como Convertir Una Relación Negativa En Una Relación Productiva

Como convertir relaciones negativas.

Existen seres humanos que logran anularnos por completo, sin importar si tu eres el jefe, seguramente encontrarás trabajadores que son considerados por muchos como “personas imposibles” seres humanos de fuertes temperamentos, o sencillamente se trata de trabajadores con los cuales no has podido entablar una relación armónica de trabajo.

El primer elemento que debe tomar en cuenta para descubrir como convertir relaciones negativas en relaciones productivas es dejar de tomarte a título personal cualquier represalia que realice tu empleado, reconoce que muchas personas guardan en su corazón dolor, furia, rencor y resentimiento gracias a diversas circunstancias que le han sucedido a lo largo de su vida, tu empresa, tu, su función o cualquier otro elemento por el cual esta persona se lamente es sólo un detonante que revela una situación interna que viene viviendo esta persona desde hace mucho tiempo.

A continuación te brindamos algunas ideas efectivas para que aprendas como convertir relaciones negativas en relaciones productivas y de esta manera lograr un ambiente laboral mucho más armónico y más enfocado en los propósitos empresariales y menos en conflictos personales.

Estrategias para definir como convertir relaciones negativas.

  • No lances juicios morales.

Ni contra ti, ni contra el empleado con el cual estás en conflicto, reconoce que ambos son seres humanos que pueden equivocarse y por lo tanto no es conveniente mirar este tipo de relaciones como buenas o malas, o como blancas y negras, dentro de los sentimientos humanos existen una gran variedad de tonos y colores y por lo tanto asumir el papel de víctima o de victimario es sin lugar a dudas una posición infantil que no conducirá a ningún tipo de solución.

  • Enfrenta el hecho.

Reconoce que tu empleado tiene rabia contigo, si no enfrentas este tipo de hechos lo más probable es que este tipo de sentimientos, sensaciones y malos entendidos lleven al fracaso los propósitos de tu empresa. Muchos líderes piensan que no es importante saber que piensan o sienten sus empleados y que estos sólo deben hacer lo que ellos les dicen, los líderes que piensan de esta manera inician muy mal su relación con los empleados.

 

Será natural que el empleado que se encuentra a disgusto contigo trate de no reconocerlo, de ocultarlo de tu vista bien sea por miedo, vergüenza o incluso por temor a perder el control de sí mismas. Utiliza el lenguaje corporal para identificar quien está molesto contigo y verifica si su desempeño ha disminuido.

  • Identifica las causas de la molestia.

Hacer esto puede no resultar tan sencillo, la gran mayoría de seres humanos prefiere evitar confrontar el por qué se encuentran furiosos. Si vas a preguntarle a tu empleado que siente, trata de no lanzar un juicio o una conclusión, trata de inferir la situación y verás como resulta más sencillo enfrentarla.

Cuando hayas identificado el por qué tu empleado se encuentra molesto, trata de arreglar la situación, explícale cuales fueron las razones de tu actitud (o de la realización del hecho que le haya molestado), siempre empezando por la razones superficiales antes de llegar a las razones de fondo.


Este post ha sido una contribución enviada por un autor invitado. Si deseas enviar tu artículo como invitado puedes hacerlo en el siguiente formulario: Enviar Artículo

Advertisement