Cómo el ejercicio ayuda a tu autoestima

Cómo el ejercicio ayuda a tu autoestima

Todos nos sentimos mal sobre nosotros mismos de vez en cuando. Sin embargo, el ejercicio es una de las mejores herramientas naturales con las que contamos para mejorarla.

Una de las maneras en que el ejercicio ayuda a la autoestima comienza en la cabeza. Cuando te ejercitas, la glándula pituitaria libera endorfinas, hormonas que te hacen sentir bien. De hecho muchos expertos llaman a las endorfinas “los químicos del bienestar”. Hay estudios que dicen que son tan efectivas como los antidepresivos.

¿No te pasa que siempre que te ejercitas te sientes bien, que te da una sensación de bienestar? Puedes darle las gracias a las endorfinas por esa sensación. Y no es sólo una sensación de bienestar, las endorfinas también reducen los dolores y ayudan a dormir.

Pero los beneficios del ejercicio en tu autoestima no son sólo químicos. Estudios muestran que el simple hecho de estar afuera, caminando, corriendo, andando en bici, incluso haciendo jardinería, puede tener un efecto monumental en tu actitud.

En adición, cuando te ejercitas eliminas la ansiedad, cuando te ejercitas tienes energía, tu cuerpo está funcionando a niveles óptimos y se reducen todos los efectos de una baja autoestima.

Además, ejercitarse regularmente te hace perder peso y mantenerlo bajo control, y eso ayuda en tu contextura. Es una regla simple, pero si te ves mejor comenzarás a sentirte mejor. Es tanto este poder que hay estudios que sostienen que comenzar un régimen de ejercicios te convencerá de que te ves mejor, incluso antes de que una pérdida de peso real suceda.

Mantenerse en una rutina de ejercicios requiere disciplina, y esa disciplina comenzará a esparcirse en otras áreas de tu vida, y también en tu autoestima. Si sientes que tienes el control de tu vida es muy probable que te sientas más confiado.

Lo más importante cuando se comienza un nuevo programa de ejercicios es hacerlo de manera lenta y paulatina. Ponte objetivos razonables, como ejercitarte tres veces a la semana para empezar. Si tratas de hacer mucho en poco tiempo sentirás que has fallado, y eso puede empeorar tu autoestima.

Por favor no te digas que no tienes tiempo para hacer ejercicio. Todos tenemos el tiempo para hacer un poco todos los días. Siempre se puede comenzar poniéndonos un poco más activos, escaleras en vez de ascensor, caminar o andar en bici hacia el trabajo, etc. y a partir de allí ir construyendo tu estado físico y también contribuir con tu autoestima.

Advertisement