Cómo ser un buen Líder a través de la Motivación

Definir cómo ser un buen líder no siempre resulta fácil gracias a que los seres humanos poseemos una gran variedad de defectos que nos impiden llevar a cabalidad todas nuestras funciones a plenitud, es por esto que a pesar de considerarnos excelentes líderes, la realidad es que en ocasiones quienes trabajan con nosotros no quieren ni escucharnos, nos temen o incluso nos odian.

Todo esto se dificulta cuando tenemos que empezar a promover el orden y debemos impartir algunas instrucciones, razones por las cuales somos considerados todos unos tiranos en nuestra área de trabajo, estas sensaciones generan una gran incomodidad e impotencia para nosotros, entonces sin saber cómo ser un buen líder tomamos dos caminos, ambos igual de erróneos, o empezamos a evadir nuestras responsabilidades y dejamos que los demás hagan lo que desea con tal de evitar confrontaciones, o nos volvemos lo villanos de la película tratando de hacer que las cosas se realicen de la manera correcta.

Tips para determinar cómo ser un buen líder.

Saber cómo ser un buen líder puede no ser tan sencillo, por lo tanto te vamos a mostrar algunos elementos fundamentales que debes tener en cuenta para lograr ser un excelente líder para todos aquellos que trabajan a tu lado.

  • Si bien debes tener autoridad no es necesario ser autoritario, es decir, un líder con autoridad es firme, exigente, claro en sus instrucciones y por lo tanto te indica cómo hacer algo y cuando hacerlo, eso sí, sin entrar en juicios de valor o en críticas injustificadas, de hecho, una instrucción puede ser impartida con amabilidad e incluso con una sonrisa, esto incluso resulta mucho más motivante para quienes trabajan contigo.

Obviamente somos humanos y no siempre tendremos sobre nosotros una sonrisa disponible, especialmente en aquellos días de mayor estrés, sin embargo siempre es posible mantener el respeto por quienes nos rodean.

  • Incentiva siempre a tus colaboradores, anímales y confía en ellos, cuando confías en las personas con las cuales trabajas estas se sienten mucho más valoradas y sienten que pueden realizar su función con mucha más seguridad, si dudas de estos desde el principio seguramente estos tampoco confiarán en sus capacidades y por lo tanto realizarán mal sus funciones.
  • Dado que ya confías en quienes te colaboran, procura siempre lo mejor para ellos, no sólo lo notarán sino que seguramente lo agradecerán, si ayudas a quienes te ayudan, les promueves, les propones aumentos y posibilidades de capacitación estos se sentirán enormemente apoyados, sentirán que trabajan en una empresa que les ayuda y no que les oprime y sentirán que tienen una opción para seguir adelante.
  • Escucha siempre las ideas de tus empleados, sus quejas, sus observaciones y sus reclamos; un buen líder nunca se cierra a las opiniones externas y por el contrario, encuentran en todas las opiniones una nueva posibilidad para aprender y crecer como empresa, estos aprenden que las ideas y las sugerencias, así como las críticas constructivas son siempre necesarias para complementar los proyectos y valoran que sus empleados se motiven en mejorar la empresa.


Este post ha sido una contribución enviada por un autor invitado. Si deseas enviar tu artículo como invitado puedes hacerlo en el siguiente formulario: Enviar Artículo

Advertisement