¿Desesperado? No te arranques los Pelos

¿Esta imagen te parece conocida?

Seguro que a muchos si, sobre todo cuando los problemas te empiezan a rodear.

Cuando los problemas llegan, la actitud más común a adoptar es dejarse presionar y conquistar por ellos, incluso quedamos tan atrapados en el concepto del problema que perdemos la visión y la perspectiva que nos pueda liberar de ellos.

Como parte de El Glorioso Camino a la Superación Personal, estamos aprendiendo a conquistarnos a nosotros mismos y a las circunstancias que nos rodean, esto es Automaestría. Nuestra meta es y debe ser siempre la Automaestría, con la cuál podamos conquistar el mundo que nos rodea.

Para empezar la conquista de nuestro entorno, primero debemos conquistarnos a nosotros mismos, el autocontrol es una de las cosas más importantes a desarrollar en el crecimiento personal. Cuando controlamos primero nuestros propios vehículos, ya sean estos físicos, mentales, emocionales, o espirituales, entonces estaremos listos para poder conquistar todo lo que nos rodea.

La conquista del yo es la más difícil, diría yo que el enemigo real del hombre es sí mismo, es la falta de conquista sobre sí mismo lo que ha hecho que el hombre cometa tantos errores. Recuerda que siempre, sin importar bajo que circunstancia se encuentre el hombre, siempre tiene el Poder de Decidir.

Son pocos los que logran la conquista del yo, más sin embargo hay muchos que ya lo han logrado, son aquellos que han dejado un legado y un ejemplo para toda la humanidad y que han dejado un gran legado en la mayoría de los casos, forjando la mente y el espíritu de muchas otras almas.

Entonces, la conquista de los problemas viene como consecuencia de la conquista del yo. Después de haber conquistado el yo, te conviertes en generador de causas, así controlarás los efectos. Bien sabes que todas tus acciones tienen reacciones, la Eterna Ley de Causa y Efecto.

A falta de un completo autocontrol estamos generando siempre esas causas negativas que a su vez nos traen esos efectos negativos. Eso son la mayoría de nuestros problemas, el retorno de la energía que pusimos en movimiento, la creación regresa a su creador, son reacciones a nuestras acciones previas.

Cuando vamos ganando ciertas conquistas sobre el yo, entonces empezamos a ver la vida con nueva perspectiva, vemos las cosas como son, y cada problema lo reconocemos no solo como resultado de una mala acción pasada, sino también como una oportunidad de conquistar nuestro entorno.

Si miras con una amplia perspectiva, es decir, salte del cuadro, y mira más allá de donde estás enfrascado, encerrado en este o aquél problema. Verás con mayor claridad cuál es la causa y como remediarla. Remedia la causa y remediarás el efecto.

No pretendo darte un manual para resolver problemas, cada problema es diferente para cada cuál. Quiero decir muchas personas tienen problemas de dinero, pero las causas pueden variar para cada uno. Los problemas son experiencias subjetivas, cada uno se enfrenta a sus propios retos, y cada uno vive su propia realidad. Lo que si espero con esto, es que te hagas responsable de tu propia vida.

Hazte responsable, y no esperes que un milagro se te presente, porque los milagros sí existen, pero ¡Tú eres el Mayor Milagro, Tú eres el Milagro!

Cambia la perspectiva del problema, y verás como no te atormentará más. Pero hagas lo que hagas, ¡NO TE ARRANQUES LOS PELOS!


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement