El Mejor Consejo de Todos los Tiempos

¿De todos modos por qué estás interesado en la “ley de la atracción”?

Obviamente, se trata de hacer con tu vida lo que realmente quieres hacer.

Lo hemos dicho varias veces citando el sabio adagio: El dinero y la fama no hacen la felicidad.

Por supuesto, te puede ayudar a estar feliz. Por ejemplo, es muy agradable no tener que preocuparse por el dinero. Seamos realistas… a la mayoría de la gente le gusta el dinero. Y a otros le gusta la fama, y a muchos les gustan ambos.

La punto es…el dinero y la fama son generalmente meras confirmaciones externas del hecho de que ya estás siendo feliz y de que ya estás haciendo con tu vida lo que quieres.

Si ya eres feliz, el dinero y la fama usualmente no serán más un problema. No te preocupas por ellos porque de todos modos ya eres feliz. O (muchas veces) el dinero y la fama pueden venir como efecto secundario o síntoma causado por el hecho de que ya estás siendo feliz contigo mismo y con tu vida.

Ahí es donde es apropiado aplicar el principio de ser feliz y estar agradecido por lo que te pasa y por la situación en la que te encuentras.

Evidentemente, el dinero y la fama son cosas muy diferentes comparadas con el deseo de tener dinero y fama. El deseo de tenerlos implica que no estás siendo feliz y agradecido ahora mismo y piensas que necesitas dinero y / o fama para ser feliz y hacer con tu vida lo que quieres.

Este sentimiento de necesidad subyacente (y por tanto el sentimiento profundamente arraigado de carencia), determina lo que emites… la frecuencia de tu transmisión si se quiere. Y esta frecuencia “atrae” otra frecuencia parecida, y dicho en pocas palabras, este es el mecanismo a través del cual lo que necesitas aleja de ti las cosas.

De todos modos, esto es algo de lo que hemos hablado más extensamente en otros artículos por lo que no vamos a repetirlo.

En este artículo queremos abordar algo un poco más concreto… algo más práctico para usar en tu vida. Esto puede parecer simple, pero luego de pensar en ello profundamente puede llegar a convertirse en el mejor consejo de todos los tiempos…

¿Quiénes son las personas que nos enseñan cómo vivir?

Tú sabes, de acuerdo con la física estadounidense, filósofa y experta en administración Danah Zohar, hacer con tu vida lo que realmente quieres requiere lo que ella llama “Inteligencia Espiritual“. Se trata de tus propios, profundos motivos personales que te impulsan a actuar.

Zohar dice que el auto-desarrollo y el sentido de propósito/significado son principios fundamentales para la inteligencia espiritual. Cuando estás en contacto con tu propio “universo interior” puedes desarrollar tus talentos y dar rienda suelta a tus dotes naturales.

Por lo tanto, vivirás la vida que armonice completamente con quien eres (que no es necesariamente la vida que otros piensan que tu deberías vivir). Dentro de ti mismo descubrirás tus propios motivos para actuar y lo que realmente te inspira y anima.

Zohar dice que cuando te las arreglas para vivir tu vida desde la inspiración eres una persona bastante feliz. Esto se relaciona más o menos con lo que el psicólogo estadounidense Abraham Maslow llamó “autorrealización” (Maslow presentó la llamada “jerarquía de necesidades” con el objetivo de explicar la motivación humana).

Según Maslow, la autorrealización es el último estado del desarrollo humano, una condición espiritual en que las personas son creativas, “juguetonas” y tolerantes. Y si has leído nuestros libros y artículos sabes que estas son las mismas condiciones que facilitan el grado por el cual puedes “trabajar” las “leyes del universo” (si lo quieres llamar así).

¿Y sabes qué? En realidad hay un grupo específico de personas que nos pueden enseñar mucho sobre este estado de “creatividad”, ” juego» y «tolerancia», o más bien de “inteligencia espiritual“…

Estas personas son los niños. Los niños son casi el parangón mismo de la inteligencia espiritual.

Por supuesto, esto no significa que todos debemos empezar a actuar de manera infantil. Sin embargo, podemos empezar a mirar más el mundo como hacen los niños. Podríamos comenzar a re-inventar y volver a descubrir las cualidades que a menudo perdemos en el llamado proceso de “crecimiento” y de “convertirnos en adultos”.

Esas cualidades son las siguientes:

* Estar abierto
* Confianza
* Sinceridad
* Ser auténticos
* Curiosidad
* Ganas de aprender
* Generosidad
* Te sientes aventurero
* Maravilla y asombro por las cosas más pequeñas…
* Y sin olvidar: el amor incondicional.

Seamos realistas… Las personas que viven la vida de esta manera son una compañía agradable, tanto para sí mismos como para los demás.

La inteligencia espiritual no tiene nada que ver con la religión o la fe. Por supuesto, está bien recurrir a ambas si ellas te hacen sentir bien por dentro, y si ha sido tu propia elección recurrir a ellas y no una imposición de otros.

No, la inteligencia espiritual se basa en la auto-reflexión y la intuición. Hay una diferencia entre lo que muchos consideran “ser espiritual” y la “inteligencia espiritual“.

Durante todo el día puedes practicar reiki, qigong, meditación, quemar incienso, bailar la danza de la lluvia en traje silvestre y leer libros sobre «espiritualidad». Y por supuesto que todo eso es bueno si te hace sentir bien.

Sin embargo, la “inteligencia espiritual” se refiere más bien a tomar las decisiones que se adapten a ti y experimentar conscientemente la satisfacción, sensación de plenitud y realización personal que nace de eso.

Eso es lo que te hará feliz.

Entonces, ¿Cuál puede ser el mayor consejo de todos los tiempos?

Ser como niños…

Ábrete. Sé aventurero. Sé curioso. Ten ganas de aprender. Sé genuino contigo mismo, entre otras cosas. No juzgues. Reconoce las maravillas de la vida y la increíble experiencia que contiene.

Después de todo parece tan real, ¿no?

En las palabras del fallecido comediante Hicks Bill:

“El mundo es como dar un paseo en un parque de diversiones. Y Cuando eliges continuar en el camino crees que es real, porque así de poderosa es nuestra mente. Y en el paseo subes, bajas, giras y giras. Hay emociones, escalofríos, colores brillantes, y por un tiempo es muy ruidoso y divertido.

Algunas personas que han estado en el paseo por un largo tiempo empiezan a preguntarse, ¿es esto real o se trata simplemente de un viaje? Y otras personas que han recordado vienen a nosotros otra vez y dicen, “Eh – no te preocupes, nunca tengas miedo porque esto es un paseo solamente…”

Y matamos a esa gente.

“Tenemos mucho invertido en este viaje. Cállenlo. Mira mis arrugas creadas por la preocupación. Mira mi gran cuenta bancaria y mi familia. Sólo esto es real”.

Apenas un viaje… Pero siempre matamos a esos tipos buenos que tratan de decírnoslo, ¿te ha dado cuenta de eso? Y permitimos que los demonios estén fuera de control.

Pero no importa porque es sólo un viaje. Y podemos cambiarlo cuando queramos. Es sólo una elección. Sin esfuerzo, sin trabajo, sin ahorros y dinero.

“Escoger ahora mismo entre el miedo y el amor”

¿Cuál es tu elección?

Ser como niños. ¡Y disfrutar del viaje!

Bienvenido a la Revolución

Por Nicholas P. Kidd y Henk Schram J. M.
www.Revolutioniz.com


*Mi intención es inspirar a las personas para que descubran que la felicidad y la abundancia es la condición normal y natural de todos los seres humanos, y que existen recursos, personas y procesos que las pueden ayudar a transformar sus vidas para bien.
*Soy venezolana
* Maestra de Educación Básica
*Estudiante de la Ley Espiritual

Advertisement