El Verdadero Aporte de lo Físico y Material

A medida que vas incursionando en el sendero espiritual, en donde tu desapego y libertad se alcanza y maximiza, haces un balance de tus dones y real misión en esta vida terrenal. Parece lógico iniciar el análisis, determinando el verdadero aporte de lo físico y material en tu vida, el placer y bienestar que experimentas cuando comes o duermes o amas, el sentimiento de alegría que sientes cuando te relacionas o experimentas o recibes, la paz interior que te embarga cuando meditas o relajas o conectas.

Son tantas las satisfacciones y recompensas que las cosas materiales te brindan, que parecería fuera de lugar dejarlas pasar sin huella ni siembra. Porque el dinero te sirve, la comida te nutre, el ejercicio te templa, la caricia te une, la unión y fusión entre los grupos permite llegar más lejos y en mejor forma. No hay que renegar de nuestro pasaje terrenal, sino por el contrario debes servirte de sus herramientas y semillas para alcanzar mejores cosechas.

La prosperidad se nutre del dinero sin convertirse en finalidad, y no es conveniente enemistarse con él, pues podrías desequilibrar la balanza que te llevará a fines superiores. De manera coloquial se dice que el amor con hambre se destruye, para hacer referencia al hecho de que solo teniendo satisfechas tus necesidades básicas podrás aspirar a mayores logros.

La superación requiere de pruebas para alimentar la confianza y obtener templanza, por ello hay que darle la bienvenida al obstáculo, calamidad y derrota, que nos han servido para encontrar el norte y retomar con más bríos el rumbo. Un error corregido y una prueba superada, valen más que el camino expedito y sin tropiezos.

El bienestar se hincha con la satisfacción de tus necesidades, deseos y anhelos, las cuales no podrían alcanzarse sin el concurso y aporte de todo lo material que te rodea, incluyendo a tu entorno, el hábitat, los recursos, e inclusive tu cuerpo, el cual hospeda tu alma y sirve de perfecto anfitrión en tu paso por este mundo.

Sin duda al morir no te llevas nada material a tu nuevo rumbo, pero mientras existas en el plano físico, te debes servir del él para alcanzar los fines superiores, sin falsos apegos ni alabanzas desproporcionadas, el dinero, el cuerpo, los recursos naturales, las personas, y las herramientas que se encuentren a tu alrededor, deben utilizarse y aprovecharse, de acuerdo con su función y esencia, y debes servirles en retorno para retribuirles en parte los favores y bendiciones recibidas. No desestimes ni desaproveches el verdadero aporte de lo físico y material, porque son parte de tu esencia y misión en esta vida.


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement