La Rutina

  1. La Rutina…
  2. Estoy cansada de trabajar y ver todos los días las mismas personas en mi camino; pasar horas trabajando. Llego en casa y mi marido siempre del mismo modo, con la misma actitud, la misma comida para la cena. Entro al baño y en seguida el comienza a reclamar. Quiero descansar y ver mi novela, pero mis hijos no me dejan, porque quieren jugar conmigo y conversar. No entienden que estoy cansada.
  3. Mis padres también me irritan algunas veces. Y entre el trabajo, marido, hijos, padres y el cuidado de la casa, ellos me vuelven loca. “ Quiero Paz ”. La única cosa buena es dormir. Al cerrar mis ojos siento un gran alivio, me olvido de todo y de todos.
    • Al dormir …
    • “ Hola, te vine a ayudar”.
    • Quien eres? Como entraste?
    • “ Soy un Siervo de Dios. El dice que escuch ó tus quejas y que tienes la raz ó n”.
    • Eso no es posible, para eso yo deber í a estar …
    • “ Correcto, lo estas. Ya no te preocupar á m á s el ver siempre las mismas personas, ni aguantar a tu marido con sus reclamos y su actitud, ni tus hijos que te irritan, ni tendr á s que escuchar los consejos de tus padres y no tendr á s mas una casa que cuidar.”
    • Pero … Que acontecerá con todos? Con mi trabajo? Mi casa ?
    • “ No te preocupes. En tu trabajo ya contrataron otra persona para tu lugar y ella ciertamente está muy feliz porque estaba sin trabajo”.
    • Y mi marido, mis hijos?
    • “ A tu marido se le dió una buena mujer que lo quiere bien. Lo respeta y lo admira por sus cualidades. Acepta sus virtudes y sus defectos y todos sus reclamos. Ademas de eso, ella se preocupa con tus hijos como si fuesen de ella. De verdad, tiene una devoci ó n muy grande ya que es estéril. Por mas cansada que llega del trabajo, dedica tiempo para jugar con ellos y para hacer feliz a su marido. Todos estan muy felices”.
    • Pero yo no quiero eso!
    • “ Siento mucho… la decisión ya fue tomada”.
    • Pero eso significa que jam á s volveré a besar el rostro de mis hijos , ni decirle “yo te amo” a mi marido y mostrarles cuan importantes son en mi vida. Ni dar um abrazo a mis padres.
    • No, no quiero morir… quiero vivir!! Envejecer junto a mi marido, hacer ese viaje que hace mucho lo planeamos, vestirme con aquella ropa que compr é hace mas de 1 a ñ o, llevar a mis hijos al paseo que siempre promet í .
    • No quiero morir todavia…
    • “ Pero era lo que tu querias… Descansar.
    • – “Ahora ya tienes tu descanso eterno, duerme para siempre”.
    • – No, no quiero, por favor, Dios!
    • ….. “ Que pas ó amor? Tuviste una pesadilla?” Dice mi marido al despertarme con paciencia y muy cari ñ osamente.
    • – Si, una pesadilla horri …. Par é la frase a mitad, mir é en su rostro, su semblante preocupado conmigo, ahi junto a mi, y entonces, sonriendo le dije:
    • No mi amor…. no tuve una pesadilla, tuve un encuentro con Dios, que nos adora, y que acaba de darme una nueva oportunidad.
  4. No necesitas enviar este mensaje a 7 personas, no tendr á s 7 a ñ os de mala suerte, no vas a morir ni nada va a acontecer. Aun as í , encamina este mensaje a todos tus amigos, para que reflexionen un poco sobre la rutina. Recuerda que Dios siempre recompensará tus sacrificios.
    • Hacer un amigo es una gracia
    • Tener un amigo es un don
    • Conservar un amigo es una virtud
    • Ser tu amigo es un honor
  5. Amar y ser amado por alguien …. Es lo que nos aproxima al CREADOR.


CEO en Monbu Ofreciendo Soluciones Web integrales para Empresas y Emprendedores en la Era de la Información. Apasionado por el Crecimiento Personal y la Libertad Financiera, Creador de SecretosdeProsperidad.net

Advertisement