LA SEMILLITA

LA SEMILLITA

Esta palabra en  diminutivo en realidad encierra un gran concepto, un gran paso para ir mejorando. Les voy a contar de donde salió ¡!

Un día mi hijo  Jean Camilo me dijo que él quería que su papá me coloque la semillita para tener un hermanito porque él desea mucho compartir (esa semillita dentro de mi vientre, genera un hermoso bebe como resultado), la ternura con la que me dijo llego al fondo de mi corazón y me puse a pensar la pureza del pensamiento de un niño de ocho años.

Al principio lloré porque nuestra situación atravesaba una crisis pero a partir de ese día comencé a pensar sobre la semillita y ver todo el lado positivo.

Pues bueno pensando en esa palabra sentí que se podía utilizar no solo para lo que mi hijo sueña tener; sino para enseñarles a los más pequeños, ya sea hermanos, hijos, sobrinos, niños que estudian, niños del barrio o en fin a quienes queremos llegar en general incluso mayores; que como toda semilla que se siembra, se riega, se cuida se puede obtener hermosos resultados.

De una semilla crece una hermosa planta con hermosas flores y frutos. El amor que le pongas y la cuides generará estos resultados, incluso hay plantas que después se siguen multiplicando y terminan en un hermoso jardín, bosque, huerto.; pues así debe ser nuestro interior el cual también se exterioriza porque todo lo  interior se refleja en el exterior.

Quien no desearía tener lo mejor, ser lo mejor y atraer más de lo mejor???  A todos verdad?? Pues este es un buen comienzo  y siempre es el mejor momento.

Esta puede ser una manera de cómo llegar a los más pequeños, a las demás personas y no se diga  a nosotros mismos  de forma natural y entretenida con practicas tan sencillas que comenzaran a dar resultados muy favorables e incluso atraer más de lo bueno por la multiplicación de las semillitas (actos que hagamos a diario) . Todo gesto, aptitud, acto, pensamiento, ayuda realizada con amor producirán un cambio maravilloso, algunos de forma muy consciente y otros de forma inconsciente pero que serán una cadena con resultados sorprendentes.

En mi caso yo hable con mi hijo y le dije que todos los días sembremos una semillita, que lo hagamos con todo el amor y fuerza del mundo,  que esta producirá muy pronto frutos y llegaremos a tener un hermoso jardín, lleno de mucho color y belleza.

El resultado estoy segura será:  Un hijo con muchas virtudes, positivo, seguro y con fe en todo lo que hace. Además  la alegría que me genera el simple hecho de saber que el cambia su paradigma desde muy pequeño y podrá gozar de lo maravilloso de este Universo desde corta edad.

Comprometámonos y perseveremos el día a día sembrar y ayudar a sembrar una semillita, démonos tiempo para cultivarla, como les dije no es necesario que sean cosas muy grandes, todo parte desde pequeños detalles como : un abrazo, sonreír mas, ser gentil, ser responsables en alguna tarea o trabajo encomendado, conversar con sus amigos de Dios y de cosas hermosas que tenemos o que conocemos , querer a sus padres, familiares y amigos, ayudar en las tareas del hogar, decir la verdad, mejor comunicación, compartir tiempo con seres queridos, leer cosas que nos nutran, incluso cuando se vaya a una fiesta  o viaje que la disfrute al máximo,  en fin un sin número de cosas que se puede hacer tan sencillas pero de gran importancia que marcara un nuevo presente el cual generara un futuro muy feliz y exitoso.

Así que esperas para comenzar a sembrar semillitas???

Advertisement